El Comercio

Avilés, 18 may (EFE).- El presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Santiago Rodríguez Vega, ha cifrado hoy en tres millones de euros la inversión para la digitalización de la gestión de la terminal marítima en una operación ya en marcha que tendrá sucesivas etapas en los próximos años.

Rodríguez Vega ha explicado que la iniciativa está relacionada con la mejora de los sistemas desde el punto de vista de la calidad y la eficiencia en la gestión portuaria, los atraques, la seguridad, la contaminación o la vigilancia periférica, mediante microchips, los sensores y toda la tecnología disponible".

El presidente de la Autoridad Portuaria ve la necesidad de acometer esta digitalización ya que, de no hacerlo, "un día nos vamos a encontrar con que no estamos en el mapa".

Santiago Rodríguez Vega ha hecho estas consideraciones en el contexto de una jornada que se celebra en la sede de la Autoridad Portuaria con el título de "Revolución digital en la cadena logística".

"En el puerto de Avilés lo estamos haciendo bien, de momento estamos con la cacharrería, con toda la tripería de lo que son los sensores y los circuitos", ha indicado.

La terminal marítima local acomete su digitalización, su conversión al concepto de "puerto inteligente", mediante la plataforma Smart Port Avilés (SPA).

Con el SPA la Autoridad Portuaria pretende definir un nuevo modelo de explotación más eficiente, innovador y orientado a un servicio desde un concepto que permita gestionar de forma sostenible las operaciones y servicios de la terminal, empleando para ello toda la capacidad y potencia que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación.

Este servicio convertirá al puerto en una terminal competitiva, sostenible y con una administración ágil y eficiente.

El proyecto consiste en la implantación de una plataforma que recogerá toda la información disponible en los sistemas y sensores del puerto, como alertas de presencia en zonas controladas por vídeo, registro de la posición de los buques, lecturas emitidas por contadores, parámetros meteorológicos y medioambientales, y solicitudes de suministro de agua o de recogida de basuras por parte de los usuarios.

El proyecto incluye la instalación de nuevas cámaras con sistemas de vídeo inteligente, la sustitución de los contadores tradicionales por otros de lectura automática o la ampliación de los sistemas de comunicaciones del puerto.