El Comercio

Oviedo, 29 may (EFE).- El consejo rector del Instituto de Investigación Sanitaria del Principado (ISPA) ha aprobado hoy la documentación sobre organización, procesos y recursos que desarrollará en el segundo semestre del año lo que completa el plan de trabajo necesario para acreditarse como centro de investigación multidisciplinar por parte del Instituto de Salud Carlos III.

Así, el ISPA abordará en los próximos meses los planes de comunicación y transparencia, de recursos humanos y de integración, así como el reglamento de régimen interno y las plataformas de bioestadística, salud digital, ciencia de datos y análisis avanzados, relacionados con su funcionamiento interno.

Estas nuevas líneas de trabajo complementan las llevadas a cabo en el primer semestre de este año centradas en el análisis de las tendencias en I+D+i, las políticas de salud y la identificación de las mejores prácticas sobre institutos de investigación.

Esas actividades han permitido establecer las claves que sitúan al centro asturiano como elemento clave para atraer y captar talento y dotar de estabilidad a los investigadores, entre otras cuestiones.

El ISPA pretende completar el procedimiento de acreditación en 2019, conforme a los requisitos establecidos en el Real Decreto 279/2016, de 24 de junio, y en la guía técnica de evaluación de acreditaciones actualizada por el Instituto de Salud Carlos III.

El consejo rector también ha acordado realizar una convocatoria pública para permitir la incorporación al centro de grupos de investigación e innovación dependientes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ubicados en el Principado.

En la reunión también se han abordado los resultados obtenidos el año pasado por los equipos de investigadores biomédicos de Asturias en la convocatoria del Programa estatal de generación del conocimiento (Plan estatal de I+D+i) a través de la acción estratégica en salud.

En 2017 el 50 por ciento de los proyectos que optaron a la principal convocatoria de financiación pública estatal en 2017 consiguieron casi 1,3 millones.

Entre ellos, se incluye la incorporación de un grupo de investigación del ISPA al Consorcio de Investigación Biomédica en Red (Ciber) del área de cardiología, una red multidisciplinar de excelencia.

Los profesionales también han concurrido a convocatorias privadas de fomento de la investigación traslacional en las que han obtenido excelentes resultados, especialmente para las áreas del cáncer de cabeza y cuello, sarcomas y hemapatología.