El Comercio

(Corrige el sexto párrafo de la OV3038, donde dice "más del 20% del PIB asturiano está vinculado a la energía" debe decir "a la industria")

Oviedo, 13 jun (EFE).- El presidente del Principado, Javier Fernández, ha advertido hoy de que el nuevo objetivo que defiende España en la UE de lograr que en 2030 el 35 por ciento de la energía proceda de fuentes renovables resulta "excesivo" dado que pone en riesgo la supervivencia de la industria española electrointensiva.

En declaraciones a los periodistas, Fernández ha señalado que el objetivo fijado por el anterior Gobierno de situar ese porcentaje en el 27 por ciento, o como mucho en el 30 por ciento, resultaba "más adecuado" y así se lo ha trasladado a la nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Ribera se sumó el pasado lunes en su primer consejo de ministro de Energía de la UE a los países que como Luxemburgo, Suecia, Lituania, Portugal o Italia abogan por un objetivo del 35 por ciento de generación eléctrica con energías renovables.

Para el presidente asturiano, la necesaria transición hacia una generación de energía "más limpia" debe ser paulatina y plantearse a medio o largo plazo para dar tiempo a una adaptación de la economía compatible con el cumplimiento de los objetivos de reducción de las emisiones de C02 pactados en el seno de la Unión Europea.

En este sentido, y tras recordar la incidencia en la economía asturiana del mantenimiento de las centrales térmicas de carbón por su incidencia en el transporte o en el funcionamiento de los puertos, ha apuntado que cualquier incentivo para las comarcas que han sufrido reconversiones industriales "será bienvenido", pero que se necesita "tiempo" para acometer esa transformación.

El jefe del Ejecutivo asturiano ha subrayado que más del 20 por ciento del PIB asturiano está vinculado a la industria, por encima de la media nacional, y que alcanzar ese porcentaje de participación del sector secundario en las economías nacionales es una de las metas marcadas por la UE para 2020 "y supongo que no vamos plantear una desindustrialización cuando es ese el objetivo que queremos".

"La ministra conoce mi posición con claridad", ha señalado Fernández, que el viernes mantuvo también una conversación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que se emplazaron a elaborar una agenda de temas para abordarla dentro de la ronda de reuniones que celebrará con todos los presidentes autonómicos.

Fernández, que ha eludido referirse a la sanción por fraude fiscal impuesta al ministro de Cultura, Màxim Huerta, -"lo más prudente es enterarme bien y luego pronunciarme y no al revés", ha apuntado-, ha hecho estas afirmaciones tras presidir la reunión del jurado del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2018 concedido a la oceanógrafa estadounidense Sylvia Earle

En este sentido, y tras dar lectura como presidente del jurado al acta de concesión del premio, el jefe del Ejecutivo asturiano ha señalado que la defensa de los mares es "una cuestión crucial" de la que se habla "menos" que de la situación de la atmósfera o del calentamiento global "pero que tiene una relevancia idéntica".