El Comercio

Oviedo, 13 jun (EFE).- La Comisión Directiva de Foro ha acordado hoy por 21 votos a favor y uno en contra respaldar el criterio de sus diputados Pedro Leal y Carmen Fernández de no modificar la estructura de personal del grupo parlamentario planteada por la presidenta y portavoz parlamentaria de la formación, Cristina Coto.

Coto planteó en la Junta General que una empleada del grupo pasara de trabajar media jornada a hacerlo a jornada completa, petición a la que después mostró su oposición por escrito la diputada Carmen Fernández al no haberla consultado al partido.

De esta forma, la dirección de Foro traslada ahora a los tres miembros del grupo parlamentario la decisión adoptada y a la que Leal y Fernández se han referido como "una cuestión doméstica" aunque han reiterado que, pese a las afirmaciones de Coto, se trata de un asunto que debe ser sometido a la Comisión Directiva.

"Estamos para cumplir las normas y los estatutos a los que nos atuvimos los militantes y los cargos públicos elegidos en los congresos, tanto en el que eligió a Álvarez-Cascos como presidente como el que eligió a Coto como presidenta", ha añadido Leal.

De esta forma "el órgano competente", que cuenta con 31 miembros de los que diez, entre ellos la propia Coto, no han asistido a la reunión, ha resuelto una cuestión relativa a "una diferencia de criterio que dista mucho de cualquier conspiración paranoide" relacionado con el proceso de primarias abierto en el partido.

De cara a dichas primarias y al congreso que la formación forista celebrará a finales del mes de septiembre varias organizaciones locales del partido han pedido a la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, que opte a la Presidencia y, por tanto, que encabece la candidatura autonómica en las elecciones de mayo de 2019.

Según Leal, en su actuación como presidenta ha tenido "autonomía" dado que "no es la primera vez que alguien vota en contra" del criterio en cuestiones de toda índole, incluso políticas" de Coto, que, ha apuntado, otorgó a Álvarez-Cascos al designarlo secretario general "las atribuciones que consideró oportunas".

Tanto Leal como Fernández han negado estar siendo instrumentalizados por Álvarez-Cascos, tal y como apuntó la presidenta del partido, y han señalado que, a partir de ahora y una vez notificada a Coto la decisión de la Comisión Directiva, ambos valorarán "dependiendo de la actitud" si plantean su relevo como portavoz, previa consulta a la dirección de Foro.

El pasado viernes, la presidenta de Foro acusó a Álvarez-Cascos de estar detrás de una operación política que había provocado una crisis política en su seno por una decisión sobre el personal del grupo parlamentario similar a otras que "nunca" que consensuar "con nadie más que con el secretario general".

Coto rechazó vincular este asunto con la posible candidatura de Moriyón, un paso que recordó que le animó a dar, y abogó porque, sin finalmente se pone al frente de Foro, "tenga siquiera un gramo mas de autonomía" del que ella ha tenido después de que el tiempo le demostrara "que algunos necesitan un enemigo a batir en la propia casa".