El Comercio

Oviedo, 14 jun (EFE).- La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una pena de tres años de prisión y cuatro de alejamiento para un hombre acusado de agredir sexualmente a su mujer en Avilés, tras la negativa de ésta a mantener relaciones sexuales, y a la que provocó cervicalgia y contusiones en las extremidades superiores.

El escrito del Ministerio Público relata que el 21 de noviembre de 2017 el acusado, en el domicilio de su esposa en Avilés y tras la negativa de ésta a mantener relaciones sexuales, la arrojó sobre la cama y le hizo tocamientos en los pechos y la zona genital.

Tras un forcejeo, la mujer consiguió zafarse de él, que abandonó posteriormente la casa.

Como consecuencia, la mujer sufrió cervicalgia y contusiones en las extremidades superiores, lesiones que tardó en curar cinco días y que no le dejaron secuelas.

De manera cautelar, el Juzgado de Instrucción número 5 de Avilés le impuso al hombre una orden de alejamiento sobre la mujer a menos de 150 metros, así como la prohibición de comunicarse con ella.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual, con el agravante de parentesco, e interesa que se condene al acusado a una pena de tres años de prisión y la prohibición de acercarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros durante cuatro años.

La vista oral tendrá lugar mañana en el Juzgado de lo Penal número 1 de Avilés a las 9:30 horas.