El Comercio

Oviedo, 14 jun (EFE).- IU-Asturias no impedirá que sus militantes participen en el referéndum convocado por la dirección federal, cuya votación presencial se celebrará el próximo domingo, pero exigirá que la decisión final sobre la política de alianzas para las elecciones municipales y autonómicas respete el resultado de la consulta que celebrará a nivel regional en las próximas semanas.

Esta postura ha sido trasladada hoy por el coordinador general de IU-Asturias, Ramón Argüelles, en rueda de prensa horas antes de la reunión que mantendrá esta la comisión de conflictos de IU Federal con los responsables de la coalición en Asturias para resolver la disputa abierta en torno al referéndum convocado por la dirección nacional para decidir sobre su confluencia con Podemos.

Argüelles ha comparecido ante los periodistas junto al secretario de organización, Alejandro Suárez, y el responsable de Economía, Fernando Díaz Rañón, los dos candidatos que le disputaron el cargo en la última asamblea celebrada por la coalición en Asturias.

"Se trata de una diferencia puntual", ha apuntado tras subrayar que desde IU-Asturias se aspira a que se respeten los compromisos adquiridos por el coordinador general, Alberto Garzón, de respetar la autonomía y la soberanía de la organización en el Principado en el ámbito regional y local sobre el que tiene competencias.

El objetivo, ha subrayado, es que no se "usurpen" esas competencias y se respete la "singularidad" de una federación como a asturiana que mantiene otras discrepancias con la organización federal en asuntos como el carbón sin que ello implique una ruptura dado que "la federalidad es el respeto a las organizaciones".

Argüelles, que se abstuvo en la Comisión Colegiada que decidió promover un referéndum propio, ha considerado "desproporcionada" y "un error" la amenaza de Garzón de tomar "represalias" contra quienes apoyaron esa postura y ha asegurado "no contemplar" un escenario en el que la dirección federal se presente en Asturias con las siglas de IU al margen de la organización autonómica.

Además, tanto el coordinador general como el secretario de organización han considerado superada la polémica por la incorporación de 500 simpatizantes entre el pasado viernes y el lunes a la unidad de afiliación dado que, pese a que han reiterado que estaban incorporados, si ahora han desaparecido y se alude a un error administrativo, "un problema menos".

"Nuestra disposición es que se respete lo que se nos prometió que se iba a hacer", ha apuntado y respetar así la soberanía de IU-Asturias en el ámbito municipal y autonómico e incorporar en la consulta regional la pregunta planteada a nivel federal, pero únicamente en lo relativo a la confluencia en las europeas.

Argüelles ha señalado que, de esta forma, la decisión "se tomará de abajo arriba" y que aplicarán el mismo criterio a nivel municipal donde cada agrupación podrá definir sus alianzas dado que hay ayuntamientos donde IU gobierna como Mieres o Langreo con situaciones muy diferentes en su relación con Podemos.

Así, ha recordado, en Langreo IU gobierna con la formación morada "se están haciendo las cosas bien y tienen ganas de seguir" mientras que en Mieres, donde la coalición tiene mayoría absoluta, Podemos planteó una demanda contra el alcalde, Aníbal Vázquez, "y no quiere saber nada" con la marca local de la formación morada.