El Comercio
Anuario 2016

El año en que Pujol dejó de ser 'molt honorable'

Jordi Pujol.
Jordi Pujol. / Archivo
  • Cinco juzgados investigan por delitos económicos y de corrupción al matrimonio y a seis de sus siete vástagos

La confesión el pasado 25 julio de Jordi Pujol de que durante 34 años su familia ha mantenido una fortuna oculta en el extranjero provocó un gran terremoto político, pero también un seísmo judicial que ha terminado con el expresidente, su mujer y sus hijos imputados por delitos económicos.

Al ‘expresident’ se le privó del tratamiento de ‘molt honorable’, de sus cargos en CiU y de sus prebendas como exjefe de Gobierno. Pujol tuvo que declarar ante el Parlamento catalán y su confesión provocó la apertura de una comisión de investigación en la cámara autonómica.

Cinco meses después de aquella confesión, Pujol sigue manteniendo que la fortuna oculta fuera de España de su familia proviene de la herencia no declarada de su padre, pero nadie parece creerle. Desde luego no en los cinco juzgados, dos en Cataluña, dos en la Audiencia Nacional y uno en Liechtenstein, que investigan por delitos económicos y de corrupción al matrimonio Pujol-Ferrusola y a seis de sus siete vástagos.

La investigación más ambiciosa, la del Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, ha puesto en su punto de mira a la mujer de Pujol, Marta Ferrusola, y a los cuatro hijos que regularizaron parte de su fortuna. La Agencia Tributaria ya ha confirmado a ese juzgado que el clan ocultó a Hacienda 12,4 millones de euros en patrimonio y otros 4,14 millones en renta. El próximo 27 de enero, el expresidente, su mujer y tres de sus hijos están llamados a declarar como imputados en Barcelona.

Jordi, Oleguer y Oriol

Pero los problemas legales para los Pujol en este 2014 no solo han venido de la investigación abierta a raíz de la confesión del patriarca y de la supuesta herencia. El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, investiga el multimillonario y opaco emporio societario de Oleguer Pujol Ferrusola, el hijo menor del expresidente, para saber de dónde han salido los miles de millones de euros con los que el imputado, sin apenas medios ni propiedades, financió siete enormes operaciones financieras al alcance solo de los recursos de una gran multinacional.