El Comercio
Anuario 2016

Simeone devuelve al Atlético a lo más alto

Simeone.
Simeone. / REUTERS
  • El 'Cholo', gracias al título de Liga y a la Supercopa de España, logra un año histórico para el club colchonero

  • La filosofía del ‘partido a partido’ del argentino llevó a los rojiblancos a disputar una final de la Liga de Campeones cuarenta años después

El Atlético de Madrid cerró el año 2014 con una goleada en San Mamés en una campaña que quedará grabada en la historia rojiblanca gracias al trabajo de su entrenador Diego Pablo Simeone, principal responsable de los éxitos colchoneros, y a su filosofía del ‘partido a partido’.

Un 23 de diciembre de 2011 aterrizó Simeone en el banquillo colchonero. Desde su debut oficial en La Rosaleda contra el Málaga, que se saldó con un empate sin goles, el ‘Cholo’ ha ido forjando mediante el esfuerzo y el sacrificio diario a un equipo que mezcla talento con entrega. Se juega como se entrena, este lema se puede sumar perfectamente al ya conocido ‘partido a partido’ con el que el entrenador argentino mentaliza a todos y cada uno de sus jugadores. Y no tardó en tener efecto esa idea, ya que en apenas año y medio Simeone trajo a las vitrinas del Vicente Calderón una 'Europa League', una Supercopa de Europa y una Copa del Rey. Los títulos demuestran que el técnico consiguió cambiar la mentalidad de un equipo que llevaba años buscando un equilibrio.

El ‘Cholo’, en su tercera temporada como entrenador colchonero, ha conquistado el título más valioso de los últimos años para el Atlético, la Liga, un trofeo que se consiguió contra todo pronóstico, ya que en un campeonato dominado por Real Madrid y Barcelona nadie apostaba un euro por los rojiblancos, a quienes se tildaba como ‘violentos’. Aún así, fiel a esa filosofía de ‘partido a partido’, en la que no importa el futuro sino el presente, el Atlético se mantuvo en la pelea con merengues y culés. Tras perder contra el Málaga la oportunidad de proclamarse campeón en su propio feudo y ante su afición se esfumó, por lo que los rojiblancos viajaron en la última jornada liguera al Camp Nou, un buen escenario para hacer historia. Puntuar valía a los colchoneros, y así fue. Un cabezazo de Diego Godín sirvió para igualar el tanto del chileno Alexis Sánchez. Un remate que conquistó la décima liga en la historia colchonera y que sitúo a Diego Pablo Simeone en la lista de los mejores entrenadores del momento.

En palabras del técnico argentino, «se cierra un año magnífico» para el Atlético de Madrid. Una temporada en la que los aficionados colchoneros han podido disfrutar después de cuarenta años de una final de la Liga de Campeones, título que se les escapó a Courtois y compañía en el ya famoso minuto 93 de partido ante su rival histórico, el Real Madrid. Sin embargo, los colchoneros pudieron vengarse de sus vecinos de Chamartín en la Supercopa de España gracias a un gol de Mandzukic que tiene la dura papeleta de hacer olvidar al hispano-brasileño Diego Costa, jugador que explotó futbolísticamente hablando de la mano de Simeone, un maestro en recuperar a jugadores. El título con el que el conjunto del ‘Cholo’, un auténtico ídolo para la hinchada del Manzanares, abrió una temporada 2014-15 en la que se muestran confiados en que «se puede superar los logros» del curso pasado, aunque desde el club son conscientes de que será «difícil» y de que habrá que seguir trabajando ‘partido a partido’.

El Calderón, un fortín

El Atlético de Madrid cierra un 2014 con 79 puntos de 111 posibles, 62 goles a favor y tan solo 29 en contra en 37 partidos, en un año en el que Simeone consiguió también su victoria número cien en el banquillo rojiblanco. Pero si hay algo que demuestra los números de este año que ya termina es que el estadio Vicente Calderón se ha convertido en un auténtico fortín para los colchoneros.

A orillas del Manzanares, el Atlético tan sólo ha cosechado dos derrotas en 28 partidos disputados, una ante el Real Madrid en Copa del Rey y la última ante el Villarreal en un partido de Liga. De los 26 partidos restantes, los colchoneros lograron 20 victorias y seis empates, unos números que no hacen más que engordar el año histórico de los rojiblancos. En el estadio Vicente Calderón se empezó a forjar el camino hacia la final de Lisboa, donde equipos como el Milan, el Chelsea o el Barcelona no fueron capaces de derrotar a los colchoneros en la máxima competición europea. Incluso en competición liguera donde, hasta la visita del Villarreal, el Atlético llevaba sin perder como local desde el 13 de mayo de 2013, cuando cayó ante el Barcelona, por 1-2. La propia plantilla destacó durante la temporada la importancia de jugar en un Calderón lleno porque supone salir al campo con doces jugadores en lugar de once.

Esta racha extraordinaria está lejos de los 46 partidos sin perder entre 1960 y 1963 cuando el Atlético disputaba sus partidos en el Metropolitano. Pero con estos números, se cierra un año que tanto la afición rojiblanca como el club jamás olvidarán. Nombres como Diego Costa, Godín, Filipe Luis, Koke, Gabi, Raúl García, David Villa o Thibaut Courtois, grandes protagonistas del pasado curso, cuentan con su nombre escrito en una de las mejores épocas colchoneras. Mientras que Mario Mandzukic, Antoine Griezmann o Miguel Ángel Moyá, jugadores recién llegados, son los encargados de continuar con el buen estado de forma del Atlético, que teniendo al ‘Cholo’ en sus filas seguro que lo intentará hasta el final.