elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 7 / 13 || Mañana 6 / 11 |
más información sobre el tiempo
Asturianos por el mundo
Estás en: >
La ovetense Celia Bernardo, primera española que desfila en la Semana de la Moda de Shanghái
Actualizado: 4:41

HOY EN... SHANGÁI

La ovetense Celia Bernardo, primera española que desfila en la Semana de la Moda de Shanghái

La joven asturiana defiente que «China ofrece grandes oportunidades»

12.04.14 - 01:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

No es fácil llamar la atención en China. En un mercado de 1.400 millones de consumidores al que todos quieren hincarle el diente, hay que agudizar el ingenio, trabajar duro y tener mucha suerte para conseguir el éxito. Esos son, precisamente, los tres elementos que le han permitido a la asturiana Celia Bernardo destacar en un sector especialmente competitivo: el de la moda. Hoy se convertirá en la primera española con desfile propio en la Semana de la Moda de Shangái, la más importante de China, y es por eso por lo que después de haber aparecido en esta sección en 2012, repite. «Nunca pensé que terminaría viviendo y desarrollando mi propia empresa en China, pero, después de haber trabajado para Zara durante tres años, me contrató la marca china Asobio y hace un lustro que aterricé por primera vez en Shanghái», recuerda.

Se abrió ante ella un mundo nuevo, muy diferente del que tenía en mente antes de ver con sus ojos el gigante asiático. Se asombró de los grandes cambios sociales y económicos que vive el país más poblado del mundo, descubrió el funcionamiento de la industria textil, y certificó «que se ha abierto un mundo lleno de oportunidades en el sector de la moda». Así que, un par de años después, decidió dejar el 'fast fashion' para lanzar su propia marca: Celia B. Lo hizo primero a tiempo parcial, casi como un hobby, y luego ya decidió que la empresa merecía una dedicación en cuerpo y alma. Un trabajo que verá recompensado esta tarde.

«Estoy muy nerviosa porque es una cita muy importante y quiero ser muy cauta, pero sí que espero que el acontecimiento suponga un espaldarazo importante para la marca», comenta a este periódico. De momento, los coloristas y atrevidos diseños de Celia B, que combinan tejidos tradicionales -en su mayoría procedentes de minorías étnicas de todo el mundo- con un corte vanguardista, ya han cosechado una buena acogida en Asia: se venden en tiendas multimarca de China, Japón, Dubái y Kuwait. «Aunque aparentemente están lejos del canon estético de esos países, los diseños gustan porque son algo nuevo, fresco y, sobre todo, exclusivo», explica.

No en vano, por las características de la tela que compra en sus viajes, casi todas sus piezas son únicas o de ediciones muy limitadas. Y la línea de crochet con la que añade complementos a su universo de color está fabricada de forma artesanal por los vecinos, en su mayoría amas de casa, de los barrios populares de Shanghái. «Eso limita la producción pero da un gran valor añadido», resalta.

Además, así resulta más fácil hacer el control de calidad, aunque la ovetense recalca que China ya ha dejado de ser el país del 'todo a cien'. «Por un lado, el mercado chino está madurando de forma que el público se abre a nuevas tendencias, y por otro lado se puede fabricar aquí con la máxima calidad. Eso sí, todavía existe una excesiva polarización: tienen éxito las marcas de gran lujo o las muy baratas, y hay poco espacio para el término medio. Pero está cambiando».

También es cierto que las creaciones de Celia B todavía atraen muchas miradas de sorpresa en las calles de China, donde predomina la homogeneidad. «También me ha sucedido en Madrid, donde incluso hay quienes se han reído de mí y me han preguntado que a ver dónde me he dejado el ovni», cuenta entre risas. «Pero yo quiero hacer algo distinto».

Es evidente que Celia B está creada con ojos occidentales para una minoría que quiere destacar. Por eso ha entrado en Europa sin prisa por Italia y espera llegar poco a poco a España, donde la coyuntura económica no es la ideal para una marca cuya ropa no baja de los 80 euros por prenda. «De todas formas, estoy convencida de que el futuro es la venta por internet. En China se ve muy claro porque el comercio 'online' está muy desarrollado, pero creo que se irá extendiendo rápido por todo el mundo y que proporcionará a los diseñadores independientes como yo oportunidades que antes se nos negaban».

En Tuenti
La ovetense Celia Bernardo, primera española que desfila en la Semana de la Moda de Shanghái

Celia Bernardo, con una modelo que viste uno de sus diseños. :: Z. A.


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.