elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 25 || Mañana 16 / 20 |
más información sobre el tiempo
Asturianos por el mundo
Estás en: >
«España no me ofrece lo que busco»
Actualizado: 9:18

Asturianos en la diáspora

«España no me ofrece lo que busco»

05.04.14 - 00:40 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«España no me ofrece lo que busco»
Andrea Alegre vive en Dubai y desde allí viaja por todo el mundo.

Andrea Alegre Pico (Gijón, 1990) vive volando. Quería ser actriz -y no renuncia al sueño- pero la vida la embarcó con destino a Dubai. Allí está, trabajando para la compañía Emirates como tripulante de cabina, conociendo mundo y aprendiendo a velocidad de vértigo que hay que saber adaptarse y sonreír.

Ella ha sabido hacerlo. Estudió el Bachillerato artístico en la Laboral y se fue a Londres para perseguir el sueño de ser actriz. Empezó la formación de arte dramático, después tomó rumbo a Valencia a continuar aprendiendo, se subió al escenario y confirmó que no estaba errada con la vocación. Pero... «Las cosas a veces no salen como uno espera, o quizás, toman un poco de tiempo en llegar», dice ella, que no sabe muy bien cómo ni por qué hizo un curso de TCP (tripulante de cabina de pasajeros), se presentó a las pruebas de Emirates, compitió con 300 candidatos durante tres días y fue una de las elegidas. «He de reconocer que la idea de irme a un país árabe de la noche a la mañana hacía que el paladar me temblase», confiesa. Pero decidió probar.

No se arrepiente. Llegó a Dubai junto a media docena de españoles -«Spanish mafia nos llamaban»- y se tiró dos meses de intenso entrenamiento. «Si dijera que fue un camino de rosas mentiría, al principio se me hizo bastante cuesta arriba». Pero subió y se adaptó a una forma de vida que le gusta. «Dubai es una auténtica maravilla, la calidad de vida está muy por encima de lo que podría haber imaginado, sin olvidar que es un país musulmán y como tal tiene sus normas y costumbres más conservadoras que las nuestras, tan solo debes aceptarlo», señala.

La experiencia le ha servido para desmontar algunos tópicos. «A pesar de lo que en Europa se pueda creer acerca de la mujer en la cultura árabe, concretamente en Dubai, las mujeres tienen libertad para disfrutar de los mismos placeres que nos aporta la vida a las europeas, solo se las distingue de nosotras a primera vista por la abaya, el traje de color negro que visten en público, siempre por elección propia, y bajo el que esconden las últimas colecciones de los mejores diseñadores», relata.

Ella se ha adaptado al lugar, pese a que en realidad vive en pleno desierto. Hace veinte años Dubai en lugar de rascacielos tenía nubes y camellos y, por lo tanto, el calor aprieta. En pleno Ramadán es duro: «Compartas su religión o no, es su país, son sus normas, y durante esos 30 interminables días en pleno verano desértico tienes que asegurarte bien de que no se te ocurra beber un traguito de agua en la calle, sin nombrar la comida, la música y la apariencia física».

Dice Andrea que de los dubaitíes podríamos aprender su sentido del respeto por las personas y el entorno y subraya que es un país de oportunidades. La presencia de españoles crece porque «las posibilidades de éxito son altas». A ella le ha acompañado, y pese a tener que embutirse en medias compresivas, tatuarse los labios en rojo y pasar 24 horas sin dormir, no se queja: «Estoy muy contenta con mi trabajo, soy consciente de que no es algo para toda vida, siempre estamos de aquí para allá, pero Emirates vuela prácticamente por todo el mundo, lo que me está dando la oportunidad de conocer países que jamás hubiera imaginado poder visitar».

Su vida es un continuo 'si hoy es miércoles y son las doce esto es Sidney' y eso significa crear vínculos por personas diferentes en cada tripulación durante poco tiempo. «Cada día conoces a 26 personas diferentes con las que vas a compartir al menos tres días completos de tu vida. Tienes que acostumbrarte a querer, odiar, reír y llorar con extraños a los que inconscientemente tienes que hacer tu familia si quieres sobrellevar lo mejor posible la situación».

Sus perspectivas de futuro no pasan por volver. «Aún siendo consciente de que como en España en ningún sitio, a día de hoy no puede ofrecerme lo que estoy buscando». Y eso que la añoranza está siempre presente. En el ámbito familiar y, cómo no, en el gastronómico, en el que el jamón es el gran ausente: «He de reconocer que si chequearán mi maleta cada vez que vuelvo de España pensarían que hago contrabando de cerdo», bromea.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.