elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 5 / 18 || Mañana 7 / 14 |
más información sobre el tiempo
Asturianos por el mundo
Estás en: >
«El método de enseñanza en España deja poco espacio a los proyectos personales»
Actualizado: 3:54

Hoy en... Londres

«El método de enseñanza en España deja poco espacio a los proyectos personales»

11.01.14 - 00:26 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«El método de enseñanza en España deja poco espacio a los proyectos personales»
Luciano Castañón, junto a la facultad de Goldsmiths, en Londres, donde estudia. :: RACHAEL COCHRANE

El gusto por el arte, la literatura y la música, por la cultura en general, quizá sea una herencia de su abuelo, a quien no llegó a conocer. Luciano Castañón (Gijón, 1988), nieto del poeta, novelista, dramaturgo, investigador, crítico, biógrafo, bibliógrafo, periodista, jugador del Sporting y también gijonés del mismo nombre, cursa segundo curso de la carrera de Bellas Artes en Goldsmiths, la facultad artística de la Universidad de Londres, cuna de los Young British Artists (Jóvenes Artistas Británicos), quienes tienen a Damien Hirst como máximo representante del movimiento. Algo que supuso el empujón definitivo para nuestro protagonista: «El miedo de saber si iba a estar a la altura es lo que hizo decidirme a intentarlo».

Para ingresar en este centro, cuenta Luciano, hay que olvidarse de la idea de la tradicional prueba de acceso a la universidad, de la selectividad. «Hay varios requisitos. Has de tener una formación previa en este u otro campo y demostrar un nivel de inglés competente. También tienes que presentar un portfolio -un conjunto de trabajos- y, si creen que puedes encajar, te convocan a una entrevista en la que expones tus proyectos de forma detallada. Si todo sale bien, te invitan a estudiar con ellos», explica. Por suerte, todo salió como tenía que salir, aunque el esfuerzo posterior, lejos de reducirse en su intensidad, sigue una tendencia cuya curva parece tender al infinito. Vivir en Londres sale muy caro al cambio y, lejos de las posibilidades de cualquier 'niño de papá', Luciano ha tenido que aprender a compaginar sus horarios en la facultad con los del trabajo en un restaurante. Tiene que levantarse a las 5 de la madrugada para llegar a tiempo a su puesto, algo que, apunta, a veces se deja notar en sus trabajos universitarios.

Cuestionado por su decisión de irse a Londres, Luciano, diseñador gráfico por la Escuela de Artes del Principado de Asturias, de Avilés, explica que durante toda su vida siempre ha tenido una relación de amor y odio con el arte. «Creo que desde esta posición se pueden hacer cosas interesantes. Siempre quise hacer Bellas Artes, pero nunca supe cuándo. Haber estudiado Diseño Gráfico primero me está sirviendo de mucho», anota. Pero, obviamente, también surge la duda de por qué no elegir una facultad española. «Varios amigos que estaban haciendo la carrera me contaron que, por ejemplo, los métodos de enseñanza en Madrid eran muy tradicionales y que, además, no había espacio para desarrollar proyectos personales. Eso me echó bastante para atrás, aunque pienso que está bien que haya opciones con estos valores», añade.

Pese a las ojeras y horas de sueño pendientes, a Luciano le brillan los ojos cuando habla de su experiencia en Reino Unido: «He crecido mucho personal y profesionalmente. Estoy infinitamente agradecido de poder estar viviendo esta experiencia, de estudiar en el sitio que deseo y conocerlo desde dentro. Es algo que da seguridad y confianza, aunque no todo es como te lo pintan. Las cosas buenas también conllevan desengaños».

Él, admirador de artistas como Olafur Eliasson y Bill Viola, dos de los representantes de lo 'sublime', y Santiago Sierra, ganador del Premio Nacional de Artes Plásticas en 2010 -galardón que rechazó-, apunta también que en la faceta en la que más cómodo se encuentra es en la de productor, «encontrar el lugar desde el que poder trabajar en cosas que me interesen realmente». También en otros aspectos, como la música, «aunque no me queda mucho tiempo entre el trabajo y la universidad».

Luciano, que comparte piso con un chico y una chica ingleses, además de otra joven alemana, explica la visión que sus vecinos de pasillo tienen sobre España. «Identifican el país con el sol, es cierto. No saben que en Asturias sucede más bien todo lo contrario. También creen que en España se come muy bien. De hecho, cocino bastantes veces para ellos», añade. Pronto, a buen seguro, también lo será por sus obras.

En Tuenti

El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.