«En 1968 era impensable que Asturias tuviera tanto turista», reconoce Frank Menéndez

Frank Menéndez y Miguel Morán, en plena charla. / DAMIÁN ARIENZA

El sector turístico asturiano, dijo, está «en un buen momento», pero debe apostar por el trabajo en equipo

CH. TUYA GIJÓN.

«En 1968 era impensable que Asturias tuviera tanto turista». Pese a estar convencido de eso, Francisco Javier Menéndez Mancera, Frank Menéndez para todos, no dudó hace 49 años en abrir en Oviedo la primera Escuela de Turismo de la región. En una España aún en dictadura y en una Asturias en la que el turismo no estaba ni se le esperaba, «Frank Menéndez mostró su clarividencia». Lo dijo un emocionado Fernando Corral durante la entrega a Menéndez del premio de la Mesa de Turismo de Fade. «Estoy emocionado por dos motivos: por ser el portavoz de la Mesa de Turismo que le hace entrega del premio y, sobre todo, por haber sido alumno suyo», recordó Corral. Un alumno de los que, minutos antes, el propio Frank Menéndez había hablado, sin citarle, como «muchos de los que pasaron por las aulas y hoy están al frente de empresas turísticas de éxito».

Corral asegura que lo son gracias «al tesón y el esfuerzo de Frank», que cuando los estudios que impartía se convirtieron en universitarios, en 1997, «llevaba ya treinta años de adelanto», no solo por haber puesto en marcha la escuela, sino por las asignaturas impartidas. «Siempre tuvo claro que había que apostar por la profesionalización en la gestión». Como la apuesta por los idiomas, «fundador de la Alianza Francesa».

«Es un error trabajar 12 horas»

El profesor no dudó en calificar de «desmesurado» el discurso realizado por su alumno. «No fue un trabajo personal, sino del equipo que formaban Manolo Mir y Paco Mori», a los que Frank Menéndez realizó un emocionado recuerdo. El sector turístico asturiano, dijo, está «en un buen momento», pero debe apostar por el trabajo en equipo. «Es un error trabajar 12 horas. El empresario debe delegar».

Fotos

Vídeos