El Comercio

Padres y sindicatos ven un «absurdo» intento de privatizar las escuelas infantiles asturianas

Los manifestantes, hoy, en Oviedo.
Los manifestantes, hoy, en Oviedo. / Efe
  • Se han concentrado frente al Parlamento asturiano para rechazar la iniciativa del Gobierno de constituir un consorcio con los ayuntamientos para gestionar la red de estos centros

Varias decenas de personas se han concentrado hoy ante la sede de la Junta General del Principado para mostrar su rechazo a la iniciativa del Gobierno asturiano de constituir un consorcio con los ayuntamientos de la región para gestionar la red de escuelas de infantiles de hasta tres años.

A la convocatoria se han sumado representantes sindicales y asociaciones de padres que consideran que la iniciativa que el Ejecutivo prevé poner en marcha de cara al próximo curso generará "desigualdades" entre las 65 escuelas de este tipo existentes en 38 concejos de la región en las que trabajan unos 500 profesionales.

A juicio de los convocantes, que han iniciado una recogida de firmas que mañana entregarán en la sede de la Consejería, esta medida abre las puertas a un proceso de privatización de este ciclo educativo que piden incorporar al resto del sistema público.

Para los colectivos que han participado en la protesta se trata de una propuesta "absurda" dado que, por ejemplo, los ayuntamientos que estén sometidos a un plan de ajuste no pueden sumarse a ningún consorcio de nueva creación de acuerdo con la reciente reforma de la administración local.

"La red de escuelas infantiles debe tener un componente educativo y no asistencial, es algo que se ha hecho bien hasta ahora y no queremos que se destroce", ha señalado el presidente de la asociación de padres COAPA, Faustino Sabio.

Según el Gobierno, el modelo de consorcio que se va a establecer para homogeneizar las escuelas de hasta tres años tendrá un presupuesto de doce millones de euros, garantizará la continuidad de la gestión pública y permite continuar con una presencia significativa de los ayuntamientos en la gestión.

Educación asegura que el consorcio permitirá además que el medio millar de trabajadores que prestan servicio en estos centros queden integrados en él a partir del próximo año además de favorecer el acceso en condiciones de igualdad y permitirá alcanzar una mayor implantación de este servicio.

En la actualidad funcionan en Asturias 65 escuelas de Primer Ciclo de Educación Infantil en 38 concejos que disponen de 3.800 plazas, de las que casi medio millar están sin ocupar, y la tasa de cobertura entre la población de esa edad se sitúa en el 15 por ciento.