El Comercio

Wert retira el decreto de especialidades ante la oposición sindical

  • La norma proponía que los docentes pudieran impartir materias distintas a la suya

El Ministerio de Educación ha decidido retirar el borrador del decreto de especialidades que había presentado a las organizaciones sindicales y que había cosechado el rechazo de todas ellas. La principal novedad de ese borrador, que venía a ordenar las nuevas materias que implica la puesta en marcha de la LOMCE en Secundaria, era que dejaba la puerta abierta a que los docentes pudieran impartir materias de otras ramas. Se daban situaciones, alertaron los sindicatos, como que profesores de Filosofía iban a poder dar clases de Actividad Emprendedora y Empresarial. Mientras que los de Asesoría y Procesos de Imagen Personal podían impartir Biología, por ejemplo.

Por eso, las organizaciones habían pedido su retirada, sin más. Y ayer, en la reunión del ministerio con la Mesa de Negociación (encuentro que estaba previsto para el mes pasado pero que había sido aplazado), supieron que lo habían conseguido. El ministerio anunció que presentaría un nuevo proyecto normativo, que tendrá exclusivamente «carácter técnico». En principio, se espera una modificación de la actual ley, para incorporar los cambios en las asignaturas que supone la LOMCE.

Los sindicatos se felicitaron por la decisión. La Confederación de trabajadores de la Enseñanza, en la que se integra Suatea, tienen claro que «el ministerio ha cambiado drásticamente su posición por la presión ejercida por los sindicatos y el conjunto del profesorado, que veíamos en ese proyecto un grave ataque a la calidad de la enseñanza». La portavoz de Suatea, Beatriz Quirós, insiste en la idea de que el propio ministerio tuvo que rectificar porque «no contaban con ningún apoyo y habían provocado muchísimo malestar». En la misma línea se expresó FETE-UGT, que en un comunicado reitera que el texto «resultaba tan innecesario como lesivo para el profesorado de Educación Secundaria. FETE-UGT espera que la administración educativa haya tomado nota y responda a los problemas que tiene el profesorado y a los que genera el cambio normativo».

Antes de septiembre

ANPE, por su parte, se atribuyó todo el éxito de la retirada del decreto. El sindicato asegura que la decisión del ministerio se produce «a propuesta de ANPE», que lo considera «una excelente noticia que devuelve la tranquilidad a cientos de miles» de docentes de Secundaria. La organización consideraba que era «otro parche en la política educativa del Gobierno». También CC OO se felicitó, aunque recordó que Educación «está arreglando un desaguisado que generaron ellos mismos», según recoge Europa Press. El sindicato, en cualquier caso, prefiere ser prudente a la espera del texto definitivo que presente el gabinete de José Ignacio Wert.

La nueva norma debería estar aprobada antes de septiembre de 2015, según el calendario de la LOMCE para Secundaria.