El Comercio

«Wert deniega la especialidad de asturiano porque falta convicción en la consejería»

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, el miércoles, durante la reunión con los consejeros autonómicos.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, el miércoles, durante la reunión con los consejeros autonómicos. / EFE
  • La Academia de la Llingua pide al Gobierno regional que «no haga dejación de funciones» y solicite una reunión urgente con el ministro de Educación

La negativa del ministro de Educación, José Ignacio Wert, a reconocer la especialidad docente de Lengua Asturiana ha caído como un jarro de agua fría sobre el movimiento asturianista. La Academia de la Llingua es especialmente contundente y reprocha al Gobierno regional «no haber negociado con convicción, con datos sobre el alumnado, centros y profesorado», esta demanda ya histórica. La respuesta de Wert en la Conferencia Sectorial -la reunión que mantuvo en Madrid con los representantes autonómicos- fue brevísima. Se limitó a decir que el ministerio «no contemplaba» recogerla en el Decreto de Especialidades de Secundaria y, según la Academia, «el Gobierno no puede conformarse con ese 'no'. Hay que seguir negociando y argumentando para que el ministerio entre en razón y rectifique». Por esta razón, reclama a la consejera de Educación e incluso al presidente autonómico, Javier Fernández, que «soliciten con carácter de urgencia un encuentro específico y bilateral con el ministerio para solucionar esta cuestión. Esto es responsabilidad del Gobierno asturiano y no puede haber aquí dejación de funciones».

Los profesores de Llingua cuentan con una habilitación o una acreditación y la mayoría son interinos. Según datos del sindicato SUATEA, superan los 240 en los centros públicos. Al no existir la especialidad, nunca se han convocado oposiciones ni concursos de traslados. A este aspecto también se refirió la Academia: «Es inconcebible que el profesorado tenga una formación universitaria oficial y homologable a la del resto de profesionales docentes y no tenga, sin embargo, reconocida la especialidad para participar en concursos de oposición o traslados en igualdad de condiciones».

E insistió en que ha advertido a la consejera de Educación en reiteradas ocasiones que «un tema tan delicado como éste exigía una gestión personal y decidida por su parte». Acudió en su representación -ya que Ana González se encuentra en Nueva York, acompañando a la Orquesta Sinfónica del Principado en su gira por Estados Unidos- la directora general de FP, Desarrollo Curricular e Innovación Educativa, Victorina Fernández, quien indicó, al finalizar el encuentro, que seguirá trabajando por este objetivo.

En línea con la solicitud del movimiento asturianista, la consejería había enviado un informe al ministerio pidiendo que en el Decreto de Especialidades se añadiese una disposición adicional en la que figurase que aquellas autonomías con lengua propia, aunque no sea cooficial, que tenga protección legal y presencia curricular puedan, a petición de las propias comunidades, crear la especialidad para el profesorado que imparte esta materia. «Ya sabemos que la lengua asturiana no es cooficial, que tiene un estatuto diferente, pero pedíamos que tuviese un tratamiento análogo a la gallega o a la catalana. Se puede hacer y así podríamos definirla como especialidad».

El Consejo Escolar del Estado, en el que está representada toda la comunidad educativa (profesores, padres, madres y alumnado), dio luz verde el pasado 23 de septiembre a la especialidad. Por eso, en esta ocasión había más esperanza de que el ministerio dijera sí. «El ministerio ha desatendido la exigencia del mayor órgano consultivo, a escala estatal, en materia educativa», criticó el sindicato SUATEA. «La situación es complicada y, por eso, es necesaria la actuación urgente de todos los agentes implicados: la academia, la consejería, los sindicatos educativos, las asociaciones estudiantiles y de padres y de madres...», añadió la central. Así, reclama una «reunión urgente» con la consejera y apunta que la última posibilidad de modificar y adaptar el Decreto de Especialidades es, precisamente, la próxima reunión del Consejo Escolar del Estado, convocada para el próximo 3 de febrero. «SUATEA no va a parar hasta que el asturiano sea una especialidad docente, pese a las dificultades del Gobierno y el escaso interés del Ejecutivo regional en defensa de nuestro patrimonio cultural y lingüístico».

Demanda del PP en 2012

Iniciativa pol Asturianu, que trabaja por la normalización de la lengua, sostiene que la negativa de Wert es «una tomadura de pelo, pues en el programa del Partido Popular de Asturias de 2012, el de las últimas elecciones autonómicas, iba la promesa de reconocer la especialidad docente». Por eso solicita a la formación que «haga cumplir su programa al ministerio». También reclamó a Ana González «voluntad clara» para lograr una solución a esta situación «que se alarga ya más treinta años». Advierte de la precariedad e inestabilidad de la plantilla pese a «la matriculación mayoritaria en Llingua Asturiana».