El Comercio

Educación aprueba la plantilla del próximo curso con la oposición de todos los sindicatos

  • Los sindicatos están molestos por el anuncio de Wert de la intención de contratar titulados universitarios como becarios, en lugar de profesorado interino

Aseguran los sindicatos que en ningún momento la Consejería de Educación ha tenido «voluntad negociadora». La mesa sectorial se cerró ayer sin acuerdo entre Gobierno y sindicatos sobre la plantilla del próximo curso. La consejería había planteado 8.720 puestos, cifra que aunque suponía un saldo positivo de 52 plazas más, todos coincidían en señalar que estaba lejos de cubrir las necesidades y de completar la «sangría» de puestos fijos de los últimos años. ANPE criticó que la Administración se haya negado a facilitar los datos que habían solicitado, desglosados por centros y especialidades. SUATEA asegura que ha sido más un «paripé» que una negociación y que incluso se les impidió ayer «alegar en defensa que de las plazas que se pretenden eliminar». Insiste además en que «se sigue desmantelando la enseñanza pública».

Por otro lado, los sindicatos están molestos por el anuncio de Wert de la intención de contratar titulados universitarios como becarios, en lugar de profesorado interino. «Para el ministro, cualquier solución barata es buena para solucionar los problemas que han ocasionado sus recortes».