El Comercio

Cuatro empresas a la caza de fondos

De izquierda a derecha, Susana Pascual (Visionary Tool), Gabriel Álvarez (Healthsens), Eva Pando (del CEEI Asturias), Yolanda Pérez (directora de BStartup del Banco Sabadell), Simón Ordóñez (FisioBot) y Carlos García (Sinter Medical), ayer, en Oviedo.
De izquierda a derecha, Susana Pascual (Visionary Tool), Gabriel Álvarez (Healthsens), Eva Pando (del CEEI Asturias), Yolanda Pérez (directora de BStartup del Banco Sabadell), Simón Ordóñez (FisioBot) y Carlos García (Sinter Medical), ayer, en Oviedo. / E. C.
  • 'Startups' punteras en salud presentan sus propuestas a varios inversores regionales y nacionales para lograr financiación

Cuatro 'startups' asturianas que están innovando en el sector de la salud intentaron ayer captar el interés de una veintena de inversores en el marco de una iniciativa denominada Venture Network. Organizado por el Banco SabadellHerrero, IE Business School y el Centro Europeo de Empresas e Innovación del Principado (CEEI Asturias), este proyecto pionero se está desarrollando en varias ciudades españolas y ayer fue el turno de Oviedo, donde las cuatro 'startups' seleccionadas de un grupo de quince expusieron sus propuestas «en un ambiente relajado» y recibieron, a cambio, las sugerencias de invitados y expertos.

La primera de las protagonistas, Healthsens, es una spin-off del HUCA centrada en el desarrollo de biosensores electroquímicos de alta sensibilidad y fiables para su uso en el diagnóstico de enfermedades de alta prevalencia, mientras que otra de sus competidoras, Sinter Medical, ha desarrollado una proceso para la fabricación de implantes con materiales de alta resistencia y con mejor adherencia al hueso, además de disponer de una herramienta de software propia para el diseño de los implantes.

Otra de las propuestas desarrolladas en el Vivero de Ciencias de la Salud del CEEI ante los inversores regionales y nacionales fue la de Visionary Tool, un videojuego para el tratamiento de niños de entre 3 y 9 años con ambliopía (el llamado 'ojo vago') que aplica técnicas de realidad aumentada para la estimulación ocular, «evitando así el tratamiento tradicional con parches y que los pequeños se aburran». Y, finalmente, la de Fisiobot, cuyo equipo trabaja en la invención y fabricación de maquinaria para uso fisioterapético. Innovación con sello asturiano y «con una calidad altísima», según los organizadores de la cita, en busca de que alguien apueste por sus proyectos con una inversión que oscila entre los 150.000 y los 500.000 euros.