El Comercio

Declaran como imputados dos directivos de la RTPA por supuesta prevaricación, fraude y exacciones ilegales

  • La TPA acumula más de 40 sentencias firmes falladas en contra en los últimos años por cesión ilegal de trabajadores

Dos directivos de la RTPA, la secretaria general, Ana Lada, y el responsable de Recursos Humanos, Manuel José Castrillo, han declarado este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 4 de Gijón como imputados por dos supuestos delitos de prevaricación, fraude y exacciones ilegales.

Así lo ha confirmado la CSI, sindicato que ha formulado la querella criminal contra ambos, aunque no se descarta que puedan ampliarla en función de lo que dé de sí la instrucción. En la declaración de este día, los dos imputados se han justificado en que cumplían órdenes de los superiores, según las mismas fuentes.

Aunque la querella se centra en el caso de la empresa Teletemas solo a modo de ejemplo, la magistrada que instruye el caso, Ana López Pandiella, ha querido limitar la querella a esta actuación en concreto.

En la querella se remarca que Lada Ferreras, como secretaria general de RTPA desde el 4 de octubre de 2007 hasta el día de hoy, es responsable de los contratos mayores de RTPA, mientras que Castrillo Álvarez es director de Gestión y Recursos Humanos de las empresas 'Televisión del Principado de Asturias SAU' y 'Radio del Principado de Asturias SAU' desde su creación hasta la actualidad.

Asimismo, se señala que la TPA acumula más de 40 sentencias firmes falladas en contra en los últimos años por cesión ilegal de trabajadores (contraviniendo lo dispuesto en el artículo 43.2 del Estatuto de los Trabajadores). "Sin embargo, la cesión ilegal de estos trabajadores no es un fin en sí misma sino una de las consecuencias notables de unos procedimientos de contratación fraudulentos cuyo fin es desviar fondos públicos a entidades privadas", continúa.

Como ejemplo, se cita a la contratación entre TPA y la mercantil Teletemas, SL., aunque se especifica que ese procedimiento de contratación se repite con ligeras variaciones en la contratación entre la cadena autonómica y otras empresas.

Según los querellantes, la forma de proceder para transferir el dinero de TPA a Teletemas SL consiste en externalizar determinados departamentos estructurales de TPA o parte de los mismos. En uno de los casos, bajo la denominación de 'Servicios Auxiliares de Antena', TPA encargó a esta empresa la contratación laboral de determinados trabajadores que, hasta la fecha, mantenían contrato laboral temporal directamente con TPA.

A continuación, TPA sacó una licitación como 'Servicios Auxiliares de Antena', para lo que exigió como requisitos técnicos disponer de unos equipos que eran absolutamente innecesarios para la prestación del servicio licitado y que se correspondían específicamente con el inventario de la empresa Teletemas, SL, para asegurarse, según la querella, que se adjudicara a esta.

Adjudicación económica superior al coste

Además, se recalca que la adjudicación se hizo por una cantidad económica superior al coste que tendría para TPA el contrato directo con estos trabajadores, "provocando sobrecostes para la empresa pública y beneficios garantizados para la empresa privada", sostienen.

"Teletemas, SL se aseguraba un beneficio económico sin asumir ningún riesgo empresarial ya que los trabajadores seguirían trabajando en las instalaciones de TPA, con equipos de TPA y bajo las órdenes del personal de TPA, como lo venían haciendo hasta la fecha; y Teletemas SL lo único que tenía que hacer era pagar las nóminas de estos trabajadores, sin ninguna otra obligación empresarial", añaden.

Los cinco trabajadores contratados por Teletemas, S. L. para la prestación de estos servicios denunciaron cesión ilegal en 2011, siéndoles reconocida en los Juzgados posteriormente. En las sentencias quedó constatado que estos trabajadores prestaban sus servicios en las instalaciones de TPA y utilizaban material propiedad de TPA. El material exigido en la licitación no era utilizado por estos trabajadores, quienes ni siquiera tenían acceso a él.

En la querella se incide también en que la contratación directa por parte de TPA de cuatro trabajadores de estas categorías profesionales tendría un coste aproximado de 133.000 euros y la contratación directa de 5 trabajadores costaría aproximadamente 166.000 euros, por lo que la CSI denuncia sobrecostes que tuvo que pagar la televisión al hacer las adjudicaciones de unos 120.000 euros en total sólo por la contratación entre los años 2009 y 2011, vía cesión ilegal, de los 5 trabajadores vinculados a los Servicios Auxiliares de Antena.

Además de este ejemplo, se pone el de otras licitaciones y se recalca que durante el concurso de acreedores de Teletemas S.L. se constató que era una empresa que pervivía de la subcontratación de trabajos de la TPA.

Temas