El Comercio

El arzobispo dice que el horario de Religión «vulnera el acuerdo con la Santa Sede»

  • «Lo veo francamente mal, porque se conculcan promesas de algunas formaciones políticas y los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede», señaló

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, se refirió ayer a la eliminación en Asturias de la asignatura de Religión en segundo de Bachillerato, tal y como recoge el nuevo borrador del currículum que Educación ha presentado a los centros educativos. «Lo veo francamente mal, porque se conculcan promesas de algunas formaciones políticas y los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede». Señaló que «hay varias maneras de cercenar la asignatura y una de ellas es situarla en un horario imposible, ingrato para alumnos y profesores».

También lamentó «el latiguillo, el chascarrillo» de que se está catequizando. «No se puede analizar la cultura de Occidente sin un conocimiento de lo que los acontecimientos cristianos han generado. En arte, en literatura...». Según apuntó, el currículo «no trata de catequizar, ya que la catequesis no es lugar del aula, sino de la parroquia. Sin embargo, no se puede prescindir de adentrarse en la cultura cristiana a la que pertenecemos. De lo contrario, las nuevas generaciones saldrán diezmadas».