El Comercio

Catorce playas de bandera azul

D / David Trapote
  • Tres arenales pierden la distinción que estrena La Ñora y revalida el puerto de Gijón

  • Cudillero descarta pagar para someterse a las evaluaciones de la organización ambiental, que concede a Llanes cinco reconocimientos

Catorce playas asturianas lucirán este año bandera azul. Son dos menos que el año pasado, pero son tres los arenales que pierden la distinción de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac). Se trata de Anguileiro, en Tapia, y de San Pedro de la Ribera y La Concha de Artedo, en Cudillero. El resultado final lo compensa la playa de La Ñora, en Villaviciosa, que este verano se encontrará entre los enclaves mejor valorados del mundo. Esa consideración incluye a Arnao (Castropol), Penarronda (Castropol y Tapia), Otur y Salinas (Valdés), Aguilar (Muros de Nalón), Los Quebrantos (Soto del Barco), San Juan de Nieva y Salinas (Castrillón), Luanco (Gozón), Rodiles (Villaviciosa), Palombina, El Sablón y Toró (Llanes).

La pérdida de la bandera azul no ha sentado bien en Tapia, uno de los referentes turísticos de la costa. El concejal de Medio Ambiente, Guzmán Fernández, explicó que el motivo es la detección de partículas contaminantes en las aguas del arenal «en un análisis». Todo parece indicar que proceden del río Anguileiro, cuyo curso desemboca en la playa tapiega tras atravesar zonas de gran actividad ganadera: «Todo lo que depende del Ayuntamiento está en perfectas condiciones», recalcó el edil, que descartó riesgos para el baño.

En Cudillero, por su parte, la resolución de la Adeac no ha pillado por sorpresa a los responsables municipales. Y es que el Ayuntamiento no solicitó este año la auditoría en la que se sustenta la concesión de las banderas azules.

La presidenta de la gestora municipal, Olga Fernández, explicó que contar con este galardón que han lucido durante años San Pedro de la Ribera y La Concha de Artedo «cuesta un dinero que en época de crisis podemos destinar a otra cosa». A pesar de la falta de bandera azul, recalcó que «haremos análisis de calidad de las aguas y mantendremos los mismos servicios» y descartó que la afluencia de visitantes durante el verano se vea afectada: «La playa del Silencio, que nunca la tuvo, es una de las más visitadas», sentenció.

Seis centros y dos senderos

Al no solicitar la evaluación de la organización ambiental, Cudillero también desaparece de la lista de equipamientos y senderos distinguidos, que suponen ocho banderas azules para la región. Como 'Centros Azules' constan el Aula de Mar de Llanes, el Centro de Visitantes del Medio Marino de Peñas y el Museo Marítimo de Asturias, en Gozón, el Museo de Anclas Philippe Cousteau y de la Mina de Arnao, ambos en Castrillón, y el buque 'Creoula' de la Universidad Itinerante del Mar. Son los mismos que el año pasado, un ejercicio en el que también fue reconocida el Aula Didáctica Los Pixuetos y la Mar.

En cuanto a los itinerarios que promueven la explotación sostenible del litoral, este año se distinguen la Senda Fluvial y el recorrido urbano de Llanes y el sendero Cabo Peñas -en 2014 se incluyó la senda peatonal a La Concha de Artedo-.

Asimismo, la bandera azul ondeará en las próximas semanas en el puerto deportivo de Gijón, la única infraestructura portuaria de Asturias que recibe un galardón que comparten 101 instalaciones en el conjunto de España, que suma un total de 678 galardones.