El Comercio

Aparece un osezno muerto en el Parque Natural de Somiedo

El cadáver de la cría de oso
El cadáver de la cría de oso
  • El ejemplar, nacido este año, fue encontrado por un excursionista

El sábado por la tarde, un excursionista que caminaba por un hayedo del Parque Natural de Somiedo encontró en una senda el cadáver de un pequeño osezno. Esa misma tarde, fue recogido por un guarda de la Patrulla Oso del Principado de Asturias con la colaboración de un vigilante de la Fundación Oso Pardo, que fue quien recibió el aviso.

En una primera visualización, el osezno, nacido este año, no presentaba ningún indicio que permitiera intuir la causa de la muerte, por lo que habrá que esperar a la realización de la necropsia para determinar el motivo.

En estos momentos, las osas ya están fuera de las oseras con sus pequeños, y ahora es plena temporada de celo de los osos; por lo que es muy habitual que las hembras con crías busquen lugares muy abruptos y la proximidad de entornos humanos para refugiarse de posibles ataques de machos infanticidas.