El Comercio

La reducción de horas en religión pone en riesgo el puesto de hasta 40 profesores

  • El abogado José Luis Lafuente ha explicado que los escritos presentados hoy irán por las vías social y contencioso-administrativa, y buscan el reconocimiento de la modificación "sustancial" de las condiciones de trabajo

El abogado José Luis Lafuente, representante de los profesores de Religión, ha advertido este jueves de que la reducción de horas de esta asignatura en Primaria y Secundaria pone en riesgo el puesto de 40 profesores en Asturias, de los más de 100 que componen el cuerpo docente en esta materia en la comunidad autónoma.

Así lo ha asegurado ante los medios el letrado después de registrar las demandas que presentaron 25 de los docentes de educación Primaria afectados. Durante su comparecencia, ha explicado que los escritos presentados hoy irán por las vías social y contencioso-administrativa, y buscan el reconocimiento de la modificación "sustancial" de las condiciones de trabajo además de solicitar la impugnación de los actos de aplicación del Decreto de Primaria por implicar la reducción de horario con los profesores y la consiguiente reducción de salario.

Según Lafuente, este decreto afecta directamente al derecho de los padres a elegir la educación para sus hijos, en una asignatura que además "tiene un volumen de aceptación del 65 por ciento de los alumnos". A su juicio, "no se entiende más que por motivos particulares y cuestiones ideológicas" que la consejera de Educación, Ana González, trate de "eliminar" una asignatura. Además esta decisión implica la vulneración de los acuerdos internacionales alcanzados entre España y la Santa Sede en los que se establece la Religión Católica como "una asignatura fundamental".

Para el abogado, tampoco es comprensible que una consejera socialista "pretenda eliminar empleo" y "mandar a la calle a los trabajadores" que imparten una asignatura "con demanda". En este sentido, Lafuente ha explicado que presentarán como prueba el número de alumnos matriculados en este año y los anteriores "para que se vea que no hay reducción".