El Comercio

Foro culpa a Rajoy y a Javier Fernández del despido de 40 profesores de Religión en Asturias

Argimiro Rodríguez.
Argimiro Rodríguez. / Álex Piña
  • «En la asignatura de Religión, como en los demás recortes educativos, Rajoy propone y Javier Fernández dispone: cuarenta profesores asturianos despedidos», señalan

El diputado de Foro Asturias Argimiro Rodríguez ha culpado este jueves a los ejecutivos estatal, liderado por Mariano Rajoy, y autonómico, encabezado en funciones por Javier Fernández, del despido de 40 profesores de Religión por los recortes aplicados a la enseñanza de esta asignatura. Rodríguez ha mantenido este mediodía en la Junta General del Principado una reunión con la Plataforma asturiana de Religión. Al término del encuentro señaló que "en la asignatura de Religión, como en los demás recortes educativos, Rajoy propone y Javier Fernández dispone: cuarenta profesores asturianos despedidos".

El diputado de Foro ha explicado que "la ley de Educación de Rajoy, cuyo mérito unánimemente reconocido es haber dejado el sistema peor de lo que estaba, da libertad a las Administraciones autonómicas para fijar el horario en Primaria y Secundaria, y para decidir su enseñanza o no en Bachillerato. Javier Fernández debe respetar los derechos de los ciudadanos recogidos en la Constitución y garantizar que puedan ser ejercidos libremente, aunque no le guste. En este sentido, el artículo 27. 3 reconoce el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa acorde con sus convicciones. "Ya sabemos que a él lo que le gusta es gobernar para la mayoría. Pero cuando se trata de derechos y libertades hay que ser respetuoso con las de cada persona, máxime cuando vienen sancionadas en nuestra Carta Magna".

Añade Argimiro Rodríguez que "Javier Fernández ha visto el cielo abierto para aplicar su más rancia política intervencionista y sectaria sin importarle el coste en puestos de trabajo que ello supone, reduciendo horas y eliminando un curso. Por otra parte, resulta paradójico que ante un expediente de regulación de empleo, él o alguno de sus consejeros se ofrezca de mediador para evitar los temidos despidos y en este caso, el de los profesores de Religión, sea precisamente el Gobierno socialista del Principado, con Javier Fernández a la cabeza, quien se invente un problema inexistente que llevará al paro a cuarenta docentes, a cuarenta trabajadores cuyo pecado consiste en enseñar y dar clases de una asignatura demonizada por los socialistas, la Religión". "FORO presentará una iniciativa parlamentaria para que el alumnado que cursa Religión en primero de bachillerato tenga la posibilidad de cursarlo también en segundo, y para que quien ha creado el problema -el Ejecutivo socialista- encuentre una solución de común acuerdo con los docentes afectados", ha concluido Argimiro Rodríguez.