Devorah Sasha (de pie) y Elizabeth Sánchez Vegas, preparadas para iniciar el Camino de Santiago Primitivo.
Devorah Sasha (de pie) y Elizabeth Sánchez Vegas, preparadas para iniciar el Camino de Santiago Primitivo. / ALEX PIÑA

Caminar por los derechos humanos

  • Elizabeth Sánchez y Devorah Sasha irán a Santiago para concienciar a los escolares

Algo más de 321 kilómetros para dar a conocer entre los escolares la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La presidenta y la directora de la fundación International Solidarity for Human Rights (ISHR), Elizabeth Sánchez Vegas y Devorah Sasha, iniciarán mañana su particular Camino de Santiago desde la Catedral de Oviedo. Durante la ruta, aprovecharán las paradas para difundir en varios colegios asturianos el texto, que en diciembre cumplirá 67 años.

«Elegimos el Camino Primitivo porque fue el original, el primero. El que dio origen a la tradición, de la misma forma que la Declaración fue el documento originario en el que se basaron todas las leyes que se elaboraron después para defender los derechos humanos», explica Sasha. No es la primera vez que la ISHR realiza este camino, pues en 2010 varios de sus fundadores ya peregrinaron desde Oviedo hasta Santiago. Ella, relata, tuvo que cancelar su participación a última hora, con todo preparado. «Esperé cinco años para poder venir, así que para mí será aún más especial», indica.

La fundación, compuesta casi enteramente por artistas, nació en 2009 con la intención de promover una educación basada en los principios del texto de 1948. «Durante ese primer año, y con la intención de dar a conocer nuestra misión, organizamos la maratón de lectura más larga del mundo, batiendo el Record Guiness. Y lo hicimos leyendo solamente la Declaración, que tras 240 horas terminó convirtiéndose en una especie de mantra», relata.

Ahora, con la intención de lograr la misma repercusión que entonces, ella y su compañera Elizabeth, se calzarán las botas, tomarán sus bordones y visitarán el Colegio Inglés de Pruvia, los colegios públicos de Cornellana y La Espina y los de El Pascón, en Tineo, y El Salvador, en Grandas de Salime, para explicar a los alumnos en qué consisten los Derechos Humanos de una forma sencilla y divertida. Para ello cuentan con la 'Guía de bolsillo de los Derechos Humanos', un librito de 64 páginas con coloridas ilustraciones que recoge los 30 artículos y el texto original, en español e inglés. Además, los escolares podrán plasmar su concepción de los Derechos Humanos en unas hojas de papel que las peregrinas se llevarán de vuelta a Miami. Con todas las creaciones, su compañera Giannina Coppiano Dwin elaborará una obra de arte que se expondrá en diferentes puntos del país. Todos los pequeños recibirán, además, una pulsera del artículo 19 de la Declaración, el que hace referencia a la libertad de expresión, y un diploma que les convertirá en embajadores de los Derechos Humanos. «Los niños son los mejores embajadores que la Declaración puede tener, pues si aprenden desde pequeños a respetar los derechos humanos, jamás lo olvidarán», indica Sasha, y señala que el año que viene repetirán en compañía de estudiantes norteamericanos.