El Comercio
Una plantación de eucalipto en San Tirso de Abres.

Una plantación de eucalipto en San Tirso de Abres. / Coordinadora Ecoloxista d'Asturies

La Audiencia Nacional corta el paso al eucalipto 'nitens' en Asturias

  • El Principado tenía dado el visto bueno a Ence para cultivar 4 millones de ejemplares de esta especie. Los técnicos la tildan de «muy peligrosa»

Celulosas de Asturias S. A. (Ceasa), del Grupo Ence, quería cultivar en Navia cuatro millones de 'nitens', la especie más resistente de eucaliptos, pero los permisos que empezó a solicitar en el año 2009 se han vuelto en su contra. Tras lograr el visto bueno inicial del ayuntamiento, el Principado y la Demarcación de Costas, el expediente llegó al Ministerio de Medio Ambiente, quien mandó parar. Corría el año 2011 y el 'nitens' gozaba en Asturias del apoyo de la patronal Asmadera y de la Junta General, que con votos del PSOE y el PP, instó al Principado a que permitiese a los silvicultores sustituir sus mayoritarias plantaciones de eucalipto 'globulus' por esta variedad más resistente a las enfermedades.

Lejos de dejarse influir por ese apoyo político, el ministerio solicitó dos informes técnicos antes de tomar una decisión definitiva. Gobernaba Foro Asturias en el Principado cuando el Servicio de Especies Protegidas emitió un informe señalando que el 'nitens' es «más que probablemente una especie que presentará una capacidad invasiva que pueda resultar perjudicial para el medio natural». El Comité Científico de Flora y Fauna abundó en ello, determinaron que resulta «muy peligrosa debido a su carácter invasor, por su capacidad de dispersión y transformación del medio que habita, bloqueando el funcionamiento del ecosistema».

Aplicando estos criterios, Medio Ambiente autorizó a Ence a utilizar como vivero la parcela de 10.000 metros cuadrados de dominio público situada en la margen derecha de Navia, tal como quería, pero imponiéndole la prohibición de plantar 'nitens'. La papelera recurrió la decisión ante la Audiencia Nacional, quien en un auto publicado hace unos días confirma el veto a la especie.

El pleito cierra la puerta a que el 'nitens' se propague por Asturias, pese a los intentos que hubo para abrírsela. Las actas de la Comisión autonómica del Eucalipto recuerdan cómo Asmadera decía que «tiene que haber plantaciones de 'nitens' en Asturias, hay zonas apropiadas para ello bien sea en forma de cultivo maderable o de cultivo energético». La patronal destacaba de esta variedad «su resistencia a bajas temperaturas y a enfermedades propias de la especie, su alta productividad, su idoneidad como cultivo energético, y su adaptación a zonas de suelos pobres». Son cualidades que le permitían implantarse también en zonas del interior de la región, donde el frío espanta hasta ahora la presencia del 'globulus'. Ceasa viene ensayando la especie en Galicia, comprobando que resiste heladas, llega a crecer hasta un 40% más que otras y permite turnos de corta de entre 10 y 15 años para pasta de celulosa.

«Supone un grave peligro para el resto de bosques asturianos», oponía ayer Joaquín Arce, de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, quien se felicitó de la sentencia y animó a retirar «las pocas hectáreas de ocalito 'nitens' plantadas sina utorización en los concejos del Occidente limítrofes con Galicia».

La sentencia amenaza con tener repercusiones también en Galicia, donde el 'nitens' crece con todos los permisos. El informe del Comité Científico además de desaconsejar la operación en Navia insta a «erradicar» las plantaciones actuales.