El Comercio

La enseñanza se moviliza en contra de una prórroga «que asfixia a la escuela»

Xosé Lluis Colodrón, Yolanda Iglesias y Emma Rodríguez, del sindicato Suatea.
Xosé Lluis Colodrón, Yolanda Iglesias y Emma Rodríguez, del sindicato Suatea. / MARIO ROJAS
  • Suatea convoca una caravana de coches y una concentración ante la Junta para denunciar los perjuicios a los docentes itinerantes e interinos

  • Los sindicatos de los centros públicos y concertados critican los recortes y los impagos

Los recortes aplicados por la Consejería de Educación, debido a la prórroga de los presupuestos regionales, han empujado a los sindicatos de las enseñanzas pública y concertada a convocar movilizaciones en protesta por estas políticas. Suatea iniciará estas acciones el jueves 17 de marzo, a las 18 horas, con la organización de una caravana de coches que partirá desde la plaza de España, en Oviedo. Con este maniobra, el colectivo sindical quiere denunciar la situación de los profesores itinerantes, a los que el Principado les adeuda «hasta mil euros» en concepto de los kilómetros recorridos durante el año escolar, explicó ayer Emma Rodríguez, portavoz de Suatea.

La consejería pagaba 21 céntimos por kilómetro a los profesores que tienen que desplazarse a varios centros para dar clase, pero, según el sindicato, realizó un cambio en los criterios para calcular estas distancias. «A principios de curso, decían que (el retraso) era por problemas técnicos», señaló Xosé Lluis Colodrón, de la organización sindical. El impago del coste de la gasolina a los docentes itinerantes es una de las tres decisiones tomadas por Educación que ha suscitado la alarma entre los sindicatos porque suponen «la asfixia económica para la escuela pública asturiana», subrayó Rodríguez.

Recorte de plantillas

Las fusiones y los cierres de centros, denunció, se han llevado a cabo sin tener en cuenta la opinión de la comunidad educativa, «con las familias protestando por no ser conocedoras o no estar de acuerdo con la resolución», como ocurre con el colegio de Murias, en Mieres, y los de La Gesta, en Oviedo. «Una de las cosas que plantea Educación es que no afectan a las plantillas, pero no nos cuadran las cifras», asegura Rodríguez. El panorama se presenta negativo para el 30% de los profesores interinos que hay en la región, que podría perder sus puestos de trabajo, según las previsiones de Suatea con estos procesos de cierre y fusión. Para denunciar este conflicto, Suatea convoca una concentración, para el viernes 18, ante la Junta General del Principado.

El tercer punto que ha hecho saltar las alarmas es el recorte en el presupuesto que sufrirán los colegios más ahorradores. Así las cosas, Educación aplicará la tijera en las aportaciones para este curso destinadas a los centros con «un remanente del 125% respecto a la cantidad que se le asigna», aclaró Yolanda Iglesias, de Suatea. Esta política de apretarse el cinturón llega a tal punto «que algunos colegios tendrán un presupuesto cero este año porque la consejería considera que su remanente es suficiente», añade la portavoz. También llegan críticas al departamento que dirige Genaro Alonso desde la enseñanza concertada. Todas las organizaciones sindicales con representación en estos centros (CC OO, FETE-UGT, Otecas, USO y FSIE) anunciaron ayer que emprenderán movilizaciones y otras medidas de presión «ante esta situación de desinterés y desprecio hacia la problemática de los trabajadores de este sector por parte de la Consejería de Educación».

Las principales reivindicaciones de estos sindicatos tienen que ver con los «compromisos incumplidos». En concreto, el retraso en el abono de la paga extraordinaria de antigüedad y del complemento de licenciados de primer ciclo de Secundaria. Tampoco se ha solucionado que solo haya un profesor por cada aula de Infantil, pese a que Alonso manifestó en octubre su voluntad de resolver este tema. Los trabajadores de la concertada también criticaron que aún no les haya sido devuelta la rebaja salarial del 4,5% que se les aplicó en 2012. «Ni está ni se la espera», destacó Adolfo Congil, de USO. La ausencia de un recurso para lograr la recolocación de los docentes que pierden sus empleos fue otra de las reclamaciones expuestas. Al igual que el hecho de que «seguimos teniendo las plantillas más bajas de España». Si antes de finales de abril, Educación no ha iniciado un proceso de diálogo, los sindicatos de la concertada convocarán movilizaciones.