El Comercio
Cursos online: un impulsor para las aspiraciones profesionales de miles de españoles

Cursos online: un impulsor para las aspiraciones profesionales de miles de españoles

  • El auge de la formación online tiene su explicación en la situación económica que atraviesa nuestro país. El paro y las malas condiciones de trabajo han obligado a la gente a retomar sus estudios y volver a soñar

Durante 2015, las empresas triplicaron su inversión en formación a distancia. Las reducciones en costes y tiempos de aprendizaje son tales que en cuatro años uno de cada dos cursos de formación se impartirá de forma online. Esta tendencia, que además se acentúa con el, cada vez más popular, uso del smartphone y la adecuación a él de los itinerarios formativos online, está arrasando entre los españoles.

La forma más sencilla de encontrar un trabajo mejor

Estudiar un curso online es una forma barata, fácil y eficaz de enriquecer nuestro currículum. Los títulos aportados por estos itinerarios formativos crean un valor diferencial en torno a nuestra marca personal que mejorará exponencialmente nuestra empleabilidad y por tanto, nos convertirá en profesionales más atractivos dentro del competitivo mercado laboral. Esta práctica, hasta hace poco reservada para los más familiarizados con las nuevas tecnologías, se ha generalizado: jóvenes, parados de larga duración e incluso jubilados acuden a las bondades de la llamada formación e-Learning.

Pasar la vida como cajero de grandes almacenes mientras, paralelamente, estudias un curso entrenador personal o un curso Amadeus gratis es una realidad cada vez más frecuente entre los españoles. Si tenemos en cuenta que las condiciones laborales de los empleos tradicionales no son las mejores y las oportunidades en estos trabajos están empezando a flaquear, el interesado está obligado irremediablemente a renovar su formación y a empaparse de las nuevas tendencias del mercado de empleo.

La universalización de Internet, clave

El acceso gratuito e universal a Internet ya está en proyecto, con grandes empresas como Google y Facebook movilizándose para que, en pocos años, el acceso a la gran nube de información que planea sobre el ciberespacio sea total y sin restricciones. Smartphones, tablets, relojes inteligentes, PCs portátiles cada vez más accesibles, almacenamiento en la nube…es un hecho que el núcleo de todos los avances tecnológicos es la web.

Se estima que para 2020 la educación móvil será real: los smartphones (el dispositivo que más ha crecido gracias a Internet) serán el centro neurálgico de nuestra formación. Los portales de educación online ya están adaptando la interfaz de sus cursos a distancia homologados para que puedan ser mostrados en multitud de dispositivos. Esto, con la consiguiente creación de apps especializadas, favorecerá la movilidad, el ritmo y la eficacia de las metodologías.