El Comercio

Hospitalizados dos senderistas tras sufrir un golpe de calor en Cabrales

Gijón. Los cielos despejaron al mediodía y propiciaron una animada tarde de playa.

Gijón. Los cielos despejaron al mediodía y propiciaron una animada tarde de playa. / CITOULA

  • El concejo fue uno de los más calurosos, con 31,7 grados de máxima, solo superados por los 32 de Pola de Somiedo y de Panizales, en Amieva

El verano se resiste a marchar. Pese a que muchos asturianos ya agotaron sus vacaciones estivales y la 'vuelta al cole' ya está a la vuelta de la esquina, la canícula no quiere dejar paso al fresco y lluvioso otoño. En los últimos días, las altas temperaturas, más típicas de mediados de verano que de su recta final, fueron protagonistas en toda la región, llenando las playas y piscinas de personas deseosas de refrescarse.

Pese al sofocante calor, no fueron pocos los que se aventuraron a realizar senderismo por las diferentes rutas que ofrece el Principado, aunque no todos terminaron su camino como esperaban. Es el caso de dos excursionistas que tuvieron que ser hospitalizados a media tarde de ayer debido a sendos golpes de calor en el concejo de Cabrales. La primera en ser evacuada al Hospital Comarcal de Arriondas fue una mujer de 67 años que se encontraba realizando la ruta que une Cáraves y Arenas de Cabrales junto a varios amigos. A las 17.07 horas sus acompañantes dieron aviso a Emergencias porque ésta no podía continuar la marcha e, inmediatamente, se movilizó el equipo de rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) a bordo del helicóptero medicalizado. El grupo pudo localizar rápidamente a la afectada y, tras realizar un apoyo de patín de la aeronave, el médico rescatador accedió a ella y la atendió. A continuación ésta pudo embarcar en la aeronave por su propio pie y fue evacuada al centro hospitalario.

Cuando todavía se encontraban trasladando a la excursionista, los miembros del equipo de rescate del SEPA fueron avisados de que había una segunda persona afectada por un golpe de calor. En este caso, un varón que se encontraba en el entorno de La Molina, concretamente, en el camino del Pico Jascal. Regresaba, junto a su grupo, de visitar Los Lagos cuando comenzó a encontrarse mal debido a las elevadas temperaturas y le fue imposible seguir caminando. Nada más finalizar el anterior rescate, los Bomberos acudieron hasta el lugar. En esta ocasión el helicóptero sí pudo aterrizar y después de ser atendido por el médico rescatador, el afectado fue trasladado al Hospital de Arriondas.

Precisamente Cabrales fue uno de los puntos donde ayer se registraron las temperatura más altas, con una máxima de 31,7 grados solo superada por los 32 de Pola de Somiedo y Panizales, en Amieva. En cuarto puesto quedaron los 31,1 grados de Tineo, seguido por Mieres, con 30,7. Oviedo y Gijón también registraron temperaturas altas, aunque más moderadas, con 28,2 y 26,5 grados de máxima.