El Comercio

500 expertos participan en Oviedo en un congreso de prevención de suicidios

  • El área de Psiquiatría de la universidad suma varias publicaciones científicas y tesis doctorales sobre la temática del simposio

El próximo sábado, día 10, está prevista la celebración del Día Mundial de Prevención del Suicidio (World Suicide Prevention Day) y, en ese contexto, del 8 al 10 de septiembre tendrá lugar en el palacio de congresos Príncipe Felipe, de Oviedo, un simposio que reunirá a medio millar de expertos multidisciplinares: médicos, psicólogos, enfermeros, psiquiatras, sociólogos, antropólogos, farmacólogos e investigadores básicos procedentes de países de todos los continentes.

La elección de Oviedo para una cita que se convoca con carácter bienal en Europa es fruto del reconocimiento que el Área de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo y del Sespa han alcanzado en el campo de la suicidología, especialmente en Europa.

Proyectos y ayudas

La Universidad de Oviedo y su grupo de investigación han obtenido fondos públicos en distintas convocatorias tanto a escala nacional como internacional con ayudas europeas del sexto y séptimo programa marco. Participó en los proyectos MONSUE (A European Multicentre Study on Suicidal Behaviour and Suicide Preventio), SEYLE (Saving and Empowering Young Lives in Europe) y WE-STAY (Working in Europe to Stop Truancy among Youth).

Las ayudas obtenidas han propiciado varias decenas de publicaciones en revistas especializadas, así como la realización de varias tesis doctorales con esta temática. Además, el grupo de investigación de la Universidad de Oviedo forma parte de otro de excelencia nacional, ya que ha sido aceptado para conformar el consorcio de investigación nacional CIBER (Centro de Investigación Biomédica en Red) del área de salud mental desde su fundación en 2008.

Entre las características de esta línea de estudio sobre comportamientos suicidas en la que trabaja el Área de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo se encuentra que pretende prevenir los intentos de suicidio y suicidios consumados en nuestra región, que tiene las tasas más elevadas de España. Por tanto, pretende contribuir a una necesidad imperiosa de salud que hasta la actualidad no ha sido programada ni adecuadamente cubierta.