El Comercio

La falta de grupos deja a varios institutos sin asignaturas troncales

La reunión de interinos, ayer en el IES Aramo, en Oviedo.
La reunión de interinos, ayer en el IES Aramo, en Oviedo. / A. PIÑA
  • Esta situación «perjudica a estudiantes de bachillerato que necesiten alguna materia para la Universidad», advierte SUATEA

«Con desazón e incertidumbre». De esta forma encara el inicio del curso académico el sindicato mayoritario de la educación asturiana, SUATEA. Entre los problemas que los centros están denunciando, a menos de una semana de que dé comienzo el curso, destaca la imposibilidad de algunos alumnos para matricularse en asignaturas troncales debido a «la falta de recursos» y la negativa de crear grupos si no hay al menos ocho alumnos. Esta situación perjudica a estudiantes que necesiten materias concretas para encarar sus estudios universitarios y sería corregida, según afirma Beatriz Quirós, «si se contase con un equipo docente completo en todos los centros».

Otro de los aspectos que preocupa es la implantación de la LOMCE en los cursos pares de ESO y Bachiller: «Tenemos la misma incertidumbre que el año pasado, los centros están desconcertados», señala. Por eso, Quirós reclama «que la consejería se siente a hablar de una vez con nosotros como está ocurriendo en otras comunidades».

Los interinos buscan unión

«Queremos llegar a un acuerdo de mínimos, ya que las malas gestiones siempre las acabamos pagando nosotros». Fernando Fanjul, representante de un grupo de interinos que se reunió ayer en el IES Aramo para defender sus derechos, resumía así el encuentro. «Tienen que respetar las plazas concedidas. Una compañera que obtuvo la mejor nota fue al centro asignado y allí le dijeron que tal vacante no existía», explica como ejemplo de las irregularidades detectadas. Además, el docente reclama a la consejería la vuelta del periodo de reclamaciones, «que ahora ya no existe para nosotros», y protesta por la situación de indefensión a la que se enfrentan los profesores que llevan trabajando desde el 1 de septiembre aunque el contrato se firme hoy. «¿Y si sufro un accidente durante estos días?», se pregunta.