El Comercio

Una masa de aire africano sofoca Asturias

Varios niños disfrutan de la piscina del Centro Asturiano, en Oviedo, donde se alcanzaron los 26,7 grados.
Varios niños disfrutan de la piscina del Centro Asturiano, en Oviedo, donde se alcanzaron los 26,7 grados. / ÁLEX PIÑA
  • Ibias marcó la máxima de la región, 33 grados, y los termómetros pueden subir hoy hasta los 35

  • Los bomberos lucharon durante toda la jornada contra un fuego declarado en el parque de Fuentes de Narcea y avivado por el calor

Asturias está en alerta amarilla por altas temperaturas, un hecho bastante inusual para el mes de septiembre, cuando lo habitual es sacar las chaquetas para ir retirando los bañadores. El verano no se acabó con agosto. Las masas de aire africano contribuyen a alargar la temporada y a echarles un capotazo a los hosteleros y los profesionales del sector turístico en la tan ansiada desestacionalización del viajero a lo largo del año.

Pero no todo es positivo. Ayer el calor y la sequedad del terreno por la falta de lluvias contribuyó a avivar un incendio declarado la noche del domingo en el parque de Fuentes de Narcea. Durante todo el día trabajaron en la zona cuatro medios aéreos (los dos helicópteros de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) de Tineo, el de Bomberos de Asturias y el del Ministerio de Interior con base en Ibias durante el verano), así como bomberos de Cangas del Narcea, Ibias y efectivos de una empresa forestal. A última hora, el fuego, afectaba principalmente a monte raso -matorral y brezo-, aún seguía sin ser controlado.

La temperatura más alta se registró ayer no muy lejos. En Ibias, a las cinco de la tarde, se registraron 33 grados a la sombra. En Pola de Somiedo, Amieva y Cabrales los termómetros llegaron a los 31 grados entre las cuatro y las cinco de la tarde. Se da la circunstancia de que Somiedo hizo ayer récord por los dos extremos, ya que también marcó la temperatura más baja en el Principado: 9,9 grados a las nueve de la mañana.

En Cangas de Narcea los 30 grados imperantes en las horas centrales de la jornada hicieron que el Prao del Molín tuviese lleno total para refrescarse en las piscinas, que este verano se han convertido en todo un éxito y un reclamo. «No creímos que también en septiembre pudiésemos seguir disfrutando como si estuviésemos en pleno verano. Otros años venían días buenos, pero ya se notaba que hacía fresco», comentaba María José Blanco, vecina de la cercana localidad de Cerredo.

En el litoral la brisa marina contribuyó a hacer más llevadera la jornada. Eso, y que los temperaturas no superasen los 30 grados. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en Gijón la máxima fue de 27,5 grados (a las 15.30 horas); en Llanes, de 25 grados (a esa misma hora), y en Avilés, de 23. En Oviedo los termómetros alcanzaron los 26,7 grados y en Mieres, los 29 a las 15.30 horas.

El calor irá a más durante las jornadas de hoy y mañana. Las masas de aire procedentes de África, que están dejando temperaturas de hasta 43 grados en Andalucía y 40 en Madrid, se harán notar también al Principado. Se espera que en las localidades de interior del suroccidente se llegue a los 35 grados en las horas centrales del día. La alerta amarilla se extenderá hasta el jueves, día de Asturias, cuando el mercurio comenzará a descender y se esperan las primeras precipitaciones.

Según se recoge en la alerta emitida ayer desde el Gobierno del Principado, la región estará hoy en el nivel 4 de riesgo de incendio por lo que quedan prohibidas la quema de rastrojos, restos de material de limpieza de fincas o cualquier producto en los montes y tampoco se podrán realizar barbacoas, ni siquiera en las zonas reservadas para tal fin en los montes o terrenos forestales. Las quemas autorizadas antes del 1 de julio de 2015 quedan en suspenso.