El Comercio

36,5 grados, récord en septiembre

    Pola de Lena. Alejandro Fernández y Nerea Gutiérrez, de seis años, juegan a mojarse en la plaza de Alfonso X El Sabio. La máxima fue de 34,5 grados.
    Pola de Lena. Alejandro Fernández y Nerea Gutiérrez, de seis años, juegan a mojarse en la plaza de Alfonso X El Sabio. La máxima fue de 34,5 grados. / Juan Carlos Román
    • Ibias registra la máxima histórica en ese mes, ostentada por Oviedo desde 1988 con una décima menos

    • Una mujer fue trasladada al HUCA con síntomas de haber sufrido un síncope por deshidratación cuando se encontraba en el Campo San Francisco

    Asturias batió ayer récord de temperaturas en el mes de septiembre: 36,5 grados se alcanzaron en Ibias a las 15.30 horas. Hay que remontarse hasta el año 1988 para encontrar la anterior máxima en la región: 36,4 grados en Oviedo, el 7 del mismo mes. El calor inusual de los últimos días, que alcanzó ayer su cota más alta, se debe a la presencia de masas de aire desplazadas desde el Norte de África y que, además de en Asturias, provoca que se estén pulverizando las marcas en toda España. En Sevilla se alcanzaron 45,4 grados y en Córdoba, 45,1.

    En el Principado los termómetros no se quedaron atrás. Además de la plusmarca de Ibias, otras localidades sufrieron un calor sofocante durante todo el día, incluso superiores a los 35 que ayer se vivieron en el desierto del Sáhara. En Amieva se registraron 36,1 grados; en Aller, 35,9; en Pola de Somiedo, 35,3; y en Cabrales, 35,3. El concejo de Aller también marcó la temperatura más baja: 12,5 grados poco antes de las seis de la mañana.

    Cinco concejos, a más de 30

    Al margen de los que superaron los 35 grados, el mercurio en otros cinco concejos subió de los 30: Tineo (35); Mieres y Pola de Lena (34,5); Salas (33,3); Degaña (33,2) y Gijón (30,2). La alerta amarilla por altas temperaturas en el Principado se mantendrá a lo largo de la jornada de hoy, principalmente en la zona suroccidental. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) espera sol durante la primera mitad del día, si bien a lo largo de la tarde la nubosidad irá en aumento, lo que contribuirá a suavizar las temperaturas. Mañana la situación cambiará por completo. Se esperan lluvias y las temperaturas caerán en torno a los diez grados centígrados. El fin de semana, las máximas rondarán los 26 grados en el interior de la región.

    A la hora de más calor en Oviedo, pasadas las cuatro de la tarde, cuando los termómetros superaban los 31 grados, los sanitarios de emergencia tuvieron que asistir en el Campo de San Francisco a una mujer que sufrió un golpe de calor. La víctima fue trasladada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) con síntomas de sufrir un síncope por deshidratación.

    Pese a las escasas precipitaciones de las últimas semanas, las reservas hidráulicas de Asturias continúan siendo las más altas del país, con un 78,6% de capacidad, lo que supone un 10% de agua más respecto a la misma semana del año anterior. La sequía, sin embargo, se aprecia en los montes y en los bosques, lo que, unido al calor, ha hecho que el Gobierno del Principado mantenga también para hoy la alerta por riesgo de incendio, con un nivel cuatro, sobre el máximo de cinco. Están prohibidas las quemas de rastrojos y tampoco se podrán hacer barbacoas, ni siquiera en las zonas reservadas para tal fin en montes o en terrenos forestales. Además, las quemas autorizadas antes del 1 de julio de 2015 quedan en suspenso.

    Alerta por galernas

    A la alerta amarilla por altas temperaturas y a la alerta por riesgo de incendio se suma también una tercera por posibilidad de galerna para este miércoles, dado el fuerte oleaje que se esperaba para la costa Cantábrica.

    Las playas y las piscinas en el interior sirvieron ayer para que asturianos y visitantes pudieran sobrellevar el inusual calor que sofoca Asturias cuando otros años ya se sacaban del armario las chaquetas.