El Comercio

«Mamá, atenta que voy a pasar por el pueblo», dijo el piloto antes de caer

fotogalería

Operarios de la funeraria introducen uno de los cadáveres en una furgoneta, ante los restos destrozados de la avioneta. / LEONOTICIAS
  • Mueren los dos ocupantes de una avioneta, uno de ellos un ovetense de 30 años, que sobrevolaba una localidad de León para saludar a su familia

Dos jóvenes, uno de ellos nacido en Oviedo, fallecieron a primera hora de la tarde de ayer al estrellarse la avioneta en la que viajaban en una finca situada a unos 800 metros al oeste del casco urbano de Villanueva del Condado, en León, a escasos metros de la piscina municipal. Al parecer, sobrevolaban la citada localidad para saludar desde el aire a los padres del piloto, Víctor Sánchez López, de 30 años de edad, vecinos de Oviedo, que se encuentran de veraneo en la comarca de la que son originarios.

Según la reconstrucción de los hechos, el joven, que trabajaba como piloto comercial, sobrevolaba la zona en dirección a Pamplona por encargo de una empresa. Al percatarse de que en su trayecto pasaría por su pueblo de veraneo y donde se encontraban sus padres y su novia los telefoneó para indicarles que se acercaría a saludar. «Mamá, atenta, que voy a pasar por el pueblo», dijo el infortunado piloto, que realizaba travesía entre La Coruña y Pamplona acompañado por otro joven. Instantes después la avioneta cayó al suelo por razones que están siendo investigadas. La novia de Víctor Sánchez y el padre de ésta fueron testigos de cómo la aeronave se precipitaba al suelo.

Según informaron fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, el aviso del accidente se produjo pasadas las 16 horas.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, los Bomberos de León y Emergencias Sanitarias, con un helicóptero medicalizado y una ambulancia de soporte vital básico, pero la muerte de los dos ocupantes del aparato se produjo en el acto, como consecuencia del brutal impacto, sin oportunidad alguna de recibir auxilio.

Por causas que por el momento se desconocen, la avioneta perdió altura poco después de sobrevolar la casa familiar del piloto y, según varios testigos presenciales, se desplomó y chocó contra una acequia que destrozó el aparato. Algunos indicios apuntan a un fallo en el motor, pero este punto no ha podido ser confirmado aún.

Un testigo presencial del accidente aseguró que todo «fue muy rápido. La avioneta se inclinó y a continuación cayó a plomo», relató. Otros vecinos aseguraron que no vieron nada. «Escuchamos la avioneta y de repente un golpe muy fuerte. Cuando salimos ya vimos la tragedia». Hasta el lugar del accidente, en un camino rural próximo a un pequeño canal para la distribución de agua, se acercaron numerosos vecinos de la zona «conmocionados por el accidente». Entre ellos el conocido aventurero Jesús Calleja, que tiene una casa muy cerca del lugar del siniestro.

Varios vecinos de Villanueva aseguraron que el padre del fallecido, natural de la localidad leonesa de Devesa del Curueño, había comentado en el bar que su hijo estaba sobrevolando la localidad.

La familia del joven, que vive entre Villanueva y Oviedo, se encontraba en León con motivo de la celebración de las fiestas patronales que arrancaban este mismo jueves y que desde el Ayuntamiento de Vegas del Condado ya han anunciado que serán canceladas.

Pésame del alcalde

El alcalde, Manuel Ferreras, lamentó el trágico suceso y trasladó su pesar a la familia del joven «que está completamente destrozada». El municipio, según aseguró el primer edil a leonoticias.com, mantendrá el luto así como las banderas que ya ondean a media asta desde el fallecimiento del empresario Antonino Fernández, el alma de Coronita.

Víctor Sánchez poseía el carné de piloto desde hace varios años y viajaba acompañado de otro hombre que, al parecer, iba a realizar un reportaje fotográfico desde el aire. De hecho, la travesía entre La Coruña y Pamplona tenía «objetivo fotográfico», según el expediente que figura en el aeródromo gallego de Alvedro.

Temas