El Comercio

Los menús del día siguen siendo lo más demandado en los restaurantes

Un verano de «gran satisfacción» en el que las expectativas «se han cubierto con creces». Ésta fue la valoración ofrecida ayer por Javier Martínez, uno de los presidentes de Otea, respecto al sector de la restauración. La clientela de los negocios de hostelería creció un 12% más respecto al período estival del año pasado. Pese a este incremento, no han conseguido recuperar la rentabilidad porque los precios se mantuvieron, explicó el portavoz de la patronal. Tan solo subieron, alrededor de un 3%, en «algunos puntos de gran afluencia turística». En julio y agosto, los comensales sí pidieron más platos a la carta, «pero siguen predominando los menús porque hay contención en el gasto».

Otra tendencia que permanece es la concentración del consumo a mediodía. Es decir, que los clientes prefieren salir fuera a comer más que a cenar. En concreto, la ocupación media de plazas a la hora de la comida fue del 70%, mientras que en las cenas no llega al 60%. Pese a la mejora en los datos, Martínez apuntó que no han registrado «llenos absolutos», como les gustaría. La clientela que acudió a los restaurantes asturianos durante el verano fue, sobre todo, nacional. La extranjera supuso un 16% del total.

Conexiones aéreas

Los portavoces de la Mesa de Turismo de Fade hicieron alusión también a las conexiones aéreas del Principado. «Hemos detectado un aumento de turistas extranjeros en la media global del año y esperamos que se incremente en torno a un 10%», señaló Fernando Corral, también presidente de Otea.

A ello han contribuido las mejoras de los enlaces aéreos de la comunidad con Londres y París. «Ahora se está trabajando en la conexión con Alemania», indicó. Ruta que tiene previsto operar la compañía Volotea el próximo año. En concreto, el destino elegido es la ciudad germana de Múnich. Además, Corral recalcó la importancia de «estimular el turismo en origen para que las líneas sean rentables».