El Comercio

Cuervas-Mons.
Cuervas-Mons. / P. LORENZANA

La comisión de investigación del Gitpa no localiza a Luis Iturrioz

  • El PP asegura que tampoco ha logrado citar a Ana Rosa Migoya, y el PSOE le aclara que tiene el mismo domicilio que cuando era diputada

La comisión de investigación creada para aclarar lo sucedido en la empresa pública Gitpa no ha necesitado escuchar a los primeros comparecientes para que se desaten las hostilidades. Los testigos que participaron en la gestión de la sociedad hablarán la semana que viene, pero ayer los grupos socialista y popular ya intercambiaron las primeras acusaciones.

Inició el movimiento José Agustín Cuervas-Mons, por parte del PP, calificando de «estrambótico» que la Junta General no haya podido localizar a los exconsejeros Ana Rosa Migoya y Luis Iturrioz Viñuela. «No sé cómo podemos solucionarlo», reconoció el diputado, asumiendo que sus comparecencias las había propuesto su grupo y que «quienes solicitan las citaciones tienen que aportar la dirección».

Horas después le dio la réplica Jesús Gutiérrez, en nombre de los socialistas, asegurando que todos los reproches en ese sentido debía cargarlos sobre los hombros del presidente de la comisión, que es un diputado popular. «Las citaciones de comparecencias que envían los servicios de la Cámara son responsabilidad de la comisión de investigación. Esas comunicaciones, lógicamente, han sido dirigidas por el presidente de la comisión, al que no le hubiera sido muy difícil hacerse con la dirección del domicilio de Ana Rosa Migoya, que es el mismo que tenía cuando era diputada de la Junta General», expresó en un comunicado.

En lo tocante a Iturrioz, el comunicado de los socialistas no aporta alternativa alguna. Se da la circunstancia de que la Junta General tampoco fue capaz de citar al exconsejero a la comisión de investigación del 'caso Renedo'. Aquel órgano parlamentario logró localizar a 60 testigos y tuvo que dar por concluido su trabajo sin escuchar a Iturrioz.

Cuervas-Mons también se quejó por el tipo y volumen de información facilitada por el Principado a la comisión. «Hay cosas que rayan la tomadura de pelo», dijo. «Nos sepultan con documentación inservible», alegó. Según recordó, los grupos requirieron en abril los informes necesarios para su investigación y todavía estarían recibiendo las últimas remesas. «Nos llegan informes sin fecha y sin firma, certificaciones por cero euros, hojas de por dónde va el cable en cada tubo», abundó.

Para su propio funcionamiento, la comisión formalizó 115 solicitudes de información, algunas de tanto detalle como el listado de todos los costes abonados por Gitpa y la «relación por municipios, con especificación de domicilios, de los usuarios conectados a la Red Asturcon», consulta que afecta a unas 20.000 viviendas. El diputado del PP manifestó su confianza en que la comisión logre aclarar si las irregularidades «que han puesto de manifiesto unos funcionarios están en lo cierto, que creemos que sí».