El Comercio

El fuego de Degaña crece y obliga a pedir refuerzos

fotogalería

Los medios aéreos trabajaron durante toda la jornada en los límites entre los concejos de Degaña y Cangas del Narcea. / Lidia Álvarez

  • Un hidroavión, seis helicópteros y brigadistas venidos de Soria luchan contra un incendio que llega a Cangas del Narcea

  • La ola de calor se despidió con 33,2 grados en Somiedo y dará paso hoy a chubascos y una bajada de las temperaturas máximas de hasta 14 grados

Asturias vuelve a pedir auxilio para hacer frente a incendios que están dañando sus espacios naturales. Las llamas que prendieron el martes en Degaña se han propagado hasta Cangas del Narcea, obligando al Principado a activar el Plan de Emergencia y solicitar refuerzos. El Ministerio de Medio Ambiente fletó en la tarde de ayer un hidroavión que se sumó a los seis helicópteros en la zona, mientras llegaba una Brigada de Refuerzo contra Incendios (Brif) procedente de Lubia (Soria). La ola de calor de los últimos días ha alimentado el fuego, pero el pronóstico para hoy incluye chubascos y un descenso de temperaturas que reforzarán las labores de extinción.

El rastro del fuego era ayer visible a lo largo de más de un kilómetro a orillas de la carretera AS-15 (Cornellana-Puerto de Cerredo). A poco más de dos kilómetros de la capital del concejo de Degaña, toda la margen izquierda de la vía regional está totalmente calcinada, principalmente entre los puntos kilométricos 95 y 96. Pero la huella del fuego se extiende ladera arriba, hacia los montes de Barcia, Castañera, Costana, La Rozona y Las Cabuezas, donde durante la tarde-noche del martes y toda la jornada de ayer los equipos de extinción de incendios se afanaban en controlar las llamas.

«Por la noche continuaron las labores desde tierra pero hasta por la mañana no pudieron incorporarse los medios aéreos», apuntaba el alcalde de Degaña, José María Álvarez Rosón, que explicó que hubo momentos en los que se corría el riesgo de que el fuego se extendiese hacia la capital del municipio, aunque los medios pudieron actuar a tiempo antes de que se aproximase a Degaña.

«Anoche se veían unas llamas impresionantes», apuntaban las vecinas Mari Luz González y Amelia González, que describían un gran círculo de fuego que rodeaba toda la zona. «Si el incendio hubiera sido en la ladera de enfrente no se habría extendido así, es una zona más húmeda, pero a este lado da el sol todo el día y todo está muy seco», lamentaban.

La intensidad del incendio y las condiciones meteorológicas, con las altas temperaturas que se han registrado en los últimos días, obligaban al Principado a activar, poco antes de las nueve de la mañana, el Plan de Emergencia de Protección Civil por Incendios Forestales en el Principado de Asturias (INFOPA) en situación 0 para todo el Suroccidente. Apenas dos horas después, sobre las once, y dadas las especiales características orográficas de la zona, se elevaba hasta el nivel 1. Las llamas, además de afectar al concejo de Degaña, atravesaron la montaña hasta el vecino municipio de Cangas del Narcea, llegando hasta Monasterio de Hermo, una zona de alto valor medioambiental.

«No podemos cantar victoria»

En la vertiente de Degaña el fuego se consideraba ya en fase de control a media mañana, explicaba el jefe de la zona suroccidental de Bomberos de Asturias, Benjamín García, «aunque no podemos cantar victoria todavía porque, aunque afortunadamente no tenemos viento, las temperaturas son muy altas y el peligro de reproducciones es altísimo».

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, señaló además que la situación del incendio, a dos kilómetros de un núcleo de población, obligaba «a extremar todas las precauciones para evitar una afectación directa a las viviendas». Teniendo en cuenta también el alto valor ecológico de los espacios afectados, enmarcados en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, «hemos activado el nivel 1 del INFOPA y hemos pedido al Estado medios suplementarios».

Además de los efectivos de bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), de los parques de Ibias y Cangas del Narcea, participaron en las tareas de extinción un helicópteros de Bomberos, otros cuatro de las BRIF y el Kamov del ministerio con base en Ibias. A las labores por tierra se sumaron efectivos de las BRIF de Tineo y Lubia (Soria), dos empresas forestales y la Guardería de Medio Ambiente.

Los equipos del Ministerio de Medio Ambiente ya habían trabajado la jornada anterior en otro incendio registrado en las inmediaciones de Las Gallinas (Salas), y que se daba ya por controlado ayer. También está estabilizado el fuego que, desde el domingo, afectaba a la zona de Monasterio del Coto, en Cangas del Narcea, y el de Bustariega, en Somiedo. En estas zonas continúan, no obstante, las tareas de vigilancia y refrigeración.

El sofoco remite

La meteorología se pondrá hoy del lado de los efectivos en la lucha contra el fuego. Están previstos chubascos puntuales, especialmente en zonas de montaña y bajadas de temperaturas de consideración en toda la región. El pronóstico que anticipa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pone así fin a la ola de calor de las últimas jornadas, y que alcanzó ayer su máxima en Somiedo, con 33,2 grados, seguido de Amieva (31,8). En la capital los termómetros alcanzaron los 27,1 grados mientras el sofoco fue más moderado en la costa, con 25 de máxima en Gijón y 23,5 en la zona del aeropuerto.

La Aemet prevé hoy nubosidad «con lluvias débiles y chubascos» que remitirán a media tarde. La variación más destacada será el fuerte descenso de las temperaturas máximas, «que será entre notable y extraordinario», concreta la agencia. Según su pronóstico, la máxima en Oviedo será de 19 grados (7,1 inferior a la que marcó ayer), igual en Somiedo (14,2 menos que la víspera), Amieva llegaría a los 20 (11,8 por debajo que ayer). En la costa la variación será de menor entidad, con un mercurio que en Gijón no pasaría tampoco de los 20 grados, cinco menos que la víspera.

Este septiembre que despuntó con calor sucedió a un agosto también notable por sus altas temperaturas. En el observatorio de Oviedo se registraron un 35% más de horas de sol de lo habitual, mientras que de los 55 litros por metro cuadrado que se acostumbran a recoger en Gijón solo cayeron 13.

Temas