El Comercio

«Necesitamos un plan nacional para la prevención de los suicidios»

Congresistas especializados en suicidios se dan cita en Oviedo.
Congresistas especializados en suicidios se dan cita en Oviedo. / M. R.
  • Julio Bobes recuerda que es la primera causa de mortandad entre los asturianos de 15 a 39 años durante el congreso que acoge Oviedo

La segunda causa de muerte accidental más numerosa en Asturias, en 2015, fue el suicidio. En concreto, 136 personas se quitaron la vida: 48 por ahorcamiento, 41 se precipitaron desde un lugar elevado y 17 utilizaron fármacos o sustancias tóxicas. El resto falleció debido a las heridas provocadas por armas (blancas y de fuego), asfixia y atropello, entre otras cuestiones. Con estas cifras, es la comunidad con mayor proporción de muertes por lesiones autoinfligidas.

Para Julio Bobes, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Central (HUCA), el hecho de que los suicidios sean la primera causa de muerte entre los asturianos de 15 a 39 años es un asunto muy preocupante. «Antes eran los accidentes tráfico, pero con las campañas de prevención se ha pasado de unas 4.000 víctimas a 1.500, lo que supone un descenso de una tercera parte. Sin embargo, no hemos podido bajar las tasas de suicidios», aseguró el también catedrático de esta rama en la Universidad de Oviedo.

Dada la gravedad de la situación, Bobes espera que el decimosexto Congreso Europeo sobre el Suicidio, que se desarrolla desde ayer y hasta mañana en Oviedo, «ayuda a sensibilizar» sobre un problema complejo. En el simposio, que tiene lugar en el Auditorio Príncipe Felipe, se reúne a medio millar de expertos multidisciplinares procedentes de todos los continentes. Entre las líneas de trabajo en torno a las que gira el congreso, está la búsqueda de soluciones. «Analizamos las posibles intervenciones más eficaces y cuánto aporta cada una de ellas», indicó Bobes. Para conseguir reducir el número de suicidios, es necesario «un plan nacional de prevención, que no lo hay, y con el que se pueda trabajar sobre estos comportamientos», aseguró el psiquiatra.

En alza

A su juicio, es muy relevante la labor metodológica a la hora de atajar este conflicto y a ello contribuiría este plan. Para Bobes, es urgente cambiar una tendencia que, en las últimas tres décadas, está en alza. «Nunca han dejado de crecer los suicidios en España», apuntó. Aunque ha mejorado el nivel social y económico, «así como la mayor parte de los indicadores», no se ha conseguido revertir la gráfica. La mayor parte de las personas que deciden quitarse la vida padece problemas de salud mental. No obstante, «también hay otros factores que no tienen tanto peso», pero que influyen, como la soledad y pasar por situaciones vitales negativas.

En el congreso, también se analizarán estudios de causalidad y los factores del entorno que intervienen en estos casos. Este simposio supone «un reconocimiento a nuestro liderazgo internacional, fundamental europeo, a la línea de investigación que iniciamos hace años», explicó Bobes. Un trabajo que ha dado frutos importantes, materializados en casi una treintena de «publicaciones de impacto».