El Comercio

«Hay que sacar la procesión aunque orbaye, que aquí somos paisanos»

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, aseguró ayer que ya no duda si salir o no en procesión desde la basílica hasta la Cueva por culpa del orbayu. Admitió que lo hizo, pero hace años, poco después de llegar a Asturias, en un día con fina lluvia como el de ayer. Fue, dijo el prelado, un joven monaguillo quien en aquella ocasión le persuadió ante sus dudas. «Hay que sacar la procesión aunque orbaye, que aquí somos paisanos», parece ser que le dijo el joven al arzobispo, que desde entonces no duda.

El tránsito, en cualquier caso, se hizo a buen ritmo, aunque no se produjo en el momento de mayor inclemencia meteorológica. Pero tal vez la razón del buen ritmo no fuera el agua, sino el deseo de interrumpir el menor tiempo posible las visitas del público a la Cueva.