El Comercio

La Plataforma por la Escuela Pública sopesa ir a la huelga contra las reválidas

  • El colectivo que une a sindicatos, padres y estudiantes tacha de «chantaje» que se ofrezca retirar la prueba a cambio de la investidura

¿Cómo accederán a la Universidad los alumnos que este mes empiecen segundo de bachillerato? La respuesta carece por ahora de respuesta. El Gobierno central publicó en julio las bases de la reválida, la Universidad de Oviedo y otras ocho instituciones se acaban de conjurar para tomar esa prueba como referencia y no completarla con otra selectividad adicional, pero todo este esquema podría aún quedar en agua de borrajas. En las negociaciones para despejar la investidura, varios partidos reclaman derogar la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). La Plataforma Estatal por la Escuela Pública, que une a sindicatos, asociaciones de padres y estudiantes, quiere intervenir en esa línea. Ayer anunció que convocará movilizaciones y valora una jornada de huelga contra las evaluaciones finales de la ESO y Bachillerato, esto es, la reválida fijada por la LOMCE. En un comunicado, esta plataforma señala que el posible paro se realizaría entre la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre.

«Si inaceptable es que se publique en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto de las reválidas en el último momento del mes de julio por un Gobierno en funciones, no lo es menos la manipulación realizada por el Gobierno en funciones anunciando que podría eliminar las reválidas a cambio de conseguir la investidura del candidato que está en funciones al frente del mismo», expone la plataforma, que acusa de «chantaje» al Ejecutivo de Mariano Rajoy. Para el colectivo, las reválidas son parte de un modelo educativo «del pasado, excluyente, segregador y elitista».