El Comercio

El Principado recibe permiso para verter 750 millones de metros cúbicos al mar

Trabajos de fondeo que permitieron colocar en 2009 el emisario submarino que vierte sus residuos frente a Xagó.

Trabajos de fondeo que permitieron colocar en 2009 el emisario submarino que vierte sus residuos frente a Xagó. / Marieta

  • La gran mayoría de los efluentes registrados el año pasado se debe a las autorizaciones ambientales integradas

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente acaba de publicar el 'Informe de autorizaciones de vertido' correspondiente a 2015. En él se indica que, según los datos aportados por el Principado de Asturias, en la región se autorizó el vertido de más de 750 millones de metros cúbicos al dominio público marítimo terrestre. En concreto, se trata de 25 autorizaciones que vierten un volumen anual de 758,4 millones de metros cúbicos. Los datos hablan por sí solos: las 15 autorizaciones ambientales integradas concedidas por el Gobierno regional supusieron 756.161.905 metros cúbicos, mientras que otros 2.306.735 metros cúbicos correspondieron a vertidos urbanos e industriales.

De esa segunda parte, los vertidos urbanos suponen la mayor parte, con 2.240.535 metros cúbicos, pero solo proceden de tres puntos de población. Dos de ellos son de localidades asturianas de entre 2.000 y 10.000 habitantes, con solo 240.535 metros cúbicos, mientras que los dos millones restantes corresponden a una única población de más de 10.000 habitantes, en concreto a Gijón. Siete son los vertidos autorizados a instalaciones industriales, todos ellos, según publica el ministerio, sin sustancias peligrosas. De todas formas, no parece un volumen de vertido excesivamente importante, pues solo supone 66.200 metros cúbicos.

Con la publicación de estos datos, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pretende estudiar todos los vertidos realizados al dominio público marítimo terrestre, con el objetivo último de mantener un censo nacional con datos que corresponden a las autorizaciones de los organismos de cuenca -en el caso de Asturias, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico- y las administraciones hidráulicas autonómicas.

Los datos asturianos indican, por otro lado, que no existen autorizaciones de vertidos para actividades como la refrigeración, las piscifactorías o el achique de minas. En realidad, el Principado es de las regiones que menos vertidos realiza, pues supone solo el 2,62% del total nacional, que roza los 18.000 millones de metros cúbicos.

Las comunidades que más vertidos realizan al dominio público marítimo terrestre son, con gran diferencia, Canarias, con más de 4.000 millones de metros cúbicos, seguida por Andalucía, con 3.545, y el País Vasco, con 3.140. Por contra, las que menos vertidos han autorizado son Ceuta, con 8.000 metros cúbicos; Melilla, con 53.381; Cantabria, con 310 millones, y Baleares, con 637 millones.

En el conjunto del país, la mayor parte de los vertidos autorizados son de tipo industrial, con el 31,69%, mientras que los urbanos ocupan la segunda posición, con el 28,75%.

El ministerio comenzó a recabar este tipo de información de las comunidades autónomas en 2006, pero ese año solo tres aportaron sus datos. Asturias no lo hizo hasta el año siguiente. Del análisis de toda la información recibida, el ministerio concluyó que en 2015 los vertidos autorizados aumentaron un 3,36% respecto a 2014.