El Comercio

El programa tendrá «no menos de siete millones», promete Blanco

El turismo se quedó el año pasado cerca de aportar el 10% del Producto Interior Bruto regional «y este probablemente lo pasemos», anticipó Francisco Blanco. El consejero de Empleo, Industria y Turismo justificó así la necesidad de elaborar una estrategia a cuatro años que identifique las prioridades y debilidades del sector, para concentrar en ellas los recursos. Del trabajo se hizo cargo Consultores de Gestión, por 32.499 euros, y comenzó por encuestar a los visitantes de la región.

«Hay coincidencia en lo que destacan, y por eso priorizaremos nueve productos que son tendencia en el mercado y representan la identidad de Asturias», explicó Blanco. El documento centra la atención en los paquetes gastronómico, de naturaleza, rural, activo y deportivo, cultural, industrial, los caminos de Santiago, ciudades de Asturias y costas y villas marineras. Dentro de estos focos de atención, desplaza a una prioridad «media» la promoción del turismo de cruceros, deportes náuticos, acuáticos, de invierno y cicloturismo. Del religioso no hay mención expresa.

«Tenemos una marca global, pero hoy ya no se caza con cañones sino con mira telescópica, hay que segmentar», señaló el consejero. Toca diseñar programas para publicitar estos atractivos en los mercados prioritarios, que en España son la propia Asturias, Madrid, Castilla y León, Galicia, Cantabria, País Vasco y Cataluña. Fuera las balas se centrarán en Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. ¿Con qué financiación? «El presupuesto está en elaboración, pero hay un compromiso de no dedicar menos de siete millones al año», respondió Blanco.