El Comercio

Arranca el curso entre obras e incógnitas

Las máquinas ocuparán durante dos meses parte del patio en el colegio San José de Calasanz, en Posada.
Las máquinas ocuparán durante dos meses parte del patio en el colegio San José de Calasanz, en Posada. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Educación lanzó este mes reformas en treinta centros. La falta de docentes y las dudas sobre las reválidas marcan el año académico

  • 91.000 alumnos de Infantil, Primaria y Universidad vuelven hoy a clase; ESO, FP y Bachillerato, el jueves

Uno de cada siete asturianos recibe enseñanza reglada. Desde las escuelas de Infantil hasta los cursos de máster, el batallón de alumnos que forma la región se acerca a los 155.000 y hoy cerca de la mitad de ese contingente se despedirá de las vacaciones. Arranca el curso para unos 23.000 críos de Infantil y alrededor de 48.000 de Primaria. La Universidad de Oviedo celebra el acto inaugural e imparte las primeras clases para sus 21.000 matriculados. La segunda gran movilización se producirá el jueves, cuando regresen a las aulas otros 60.000 chicos que cursan ESO, FP y Bachillerato.

El curso 2016-2017 recibe a los jóvenes con obras e incógnitas. Según datos de la Consejería de Educación, en septiembre se lanzaron reformas de cubiertas, escaleras, gimnasios, baños, instalaciones eléctricas y humedades en treinta centros públicos. Entre la autorización de gasto, petición de varias ofertas, firma del contrato y acta de replanteo, los trámites retrasaron parte de los trabajos, impidiendo que terminasen antes del inicio de curso académico, como era lo conveniente.

En el colegio San José de Calasanz, en Posada, los martillos hidráulicos de la UTE Urvios-Proforma deberán acomodar su horario a las clases. La empresa tiene dos meses para cubrir el patio. En el Río Piles, queda por retirar la maquinaria de la última obra.

El desembolso hecho por la consejería en los trabajos de última hora suma 802.680,47 euros y se reparte en dieciocho concejos, siendo Gijón (7) y Oviedo (5) los que más centros concentran. A este esfuerzo, cabe sumar los 190.333 euros que pone Posada de Llanera en la cubierta del San José de Calasanz, entre otros.

El arranque se complica con unas plantillas a las que todavía no se han incorporado todos los interinos previstos. Educación espera completar el proceso el día 19. En el aire queda el futuro de las reválidas y cómo accederán a la Universidad los alumnos que cursan segundo de Bachillerato. Los rectores proponen aprovechar la prueba que ya harán los institutos, aunque la Plataforma por la Escuela Pública valora convocar paros para derogar la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad en la Educación (Lomce) y acabar así con las reválidas.