El Comercio

Cortan el acceso a los Lagos de Covadonga por tercera jornada consecutiva

  • En esta ocasión tanto el cierre de la carretera como el atasco que se formó en la zona de Les Veleres fue de menor consideración que en los días previos

La afluencia de vehículos obligó ayer a cortar por tercera jornada consecutiva el acceso a los Lagos de Covadonga. Bien es cierto que el cierre de la carretera CO-4 de ayer fue mucho menor en tiempo que los registrados en los dos días precedentes, pero aún así la calzada tuvo que ser cerrada sobre las 13 horas y permaneció clausarada durante algo más de treinta minutos.

Igual que en las dos jornadas anteriores el motivo del cierre fue que los aparcamientos de Buferrera y La Tiese, con una capacidad conjunta que ronda las 350 plazas, volvieron a llenarse y no había espacio para que los vehículos estacionasen. Por ese motivo se cerró la calzada desde la rotonda de Covadonga. A los coches que ya habían pasado la glorieta cuando se cortó la calzada los trabajadores del Parque Nacional de los Picos de Europa los detuvieron en la zona del collado de Les Veleres, antes del lago Enol, y les fueron dando paso alterno según iba quedando libre alguna de las plazas de estacionamiento.

Los atascos no alcanzaron el tamaño de la jornada anterior, pero no por ello el enfado de los trabajadores de este entorno era menor al de jornadas anteriores. No entienden que el Plan de Transportes no se haya prolongado, al menos hasta ayer domingo, teniendo en cuenta que en Asturias era puente por el Día de Asturias y que el curso escolar no arranca hasta esta semana.

Algunas voces incluso consideran que se debería haber alargado todo el mes de septiembre, más aún teniendo en cuenta la gran afluencia de visitantes que han tenido los Lagos de Covadonga durante este verano.

Y es que se espera que en cuestión de días se hagan públicos los datos definitivos de usuarios del Plan de Transporte durante este verano y se espera una cifra de récord. De hecho solo el 11 de agosto fueron más de 6.000 personas las que accedieron a este paraje utilizando los autobuses del Plan, la cifra más alta en un día desde que comenzó a funcionar este servicio hace ya doce años, y al día siguiente se sumaron otros 4.500 visitantes más. En 2015 fueron 138.548 las personas que subieron a los Lagos en las lanzaderas de Alsa y los vehículos de Taxitur, el récord histórico hasta el momento. Este año se espera una cifra aún mayor