El Comercio

Los hosteleros auguran que el plan para El Vasco «cambiará el estilo de ocio»

  • El pequeño comercio considera que el proyecto presentado por el consorcio empresarial no le beneficiará

Capital privado asturiano, imaginación para afrontar la recuperación económica y una inversión millonaria. Las tres frases podrían resumir el proyecto que el Ayuntamiento acaba de recibir de un consorcio empresarial para la parcela de El Vasco, pero en realidad están sacadas de la hemeroteca de hace 34 años, cuando se inauguró en Oviedo el primer centro comercial de España, el de Salesas. Para muchos no es casualidad que ambos proyectos compartan descripción, de hecho consideran que el proyecto que ya estudia el Ayuntamiento «será un motor económico de la ciudad y supondrá un cambio en el modelo de ocio de los ovetenses, como un día lo supuso Salesas».

Las palabras resuenan en la voz del presidente de Asociación de Hostelería y Turismo en Asturias (Otea), José Luis Álvarez Almeida, todo elogios para la nueva propuesta. «Es un proyecto ilusionante y de calidad. Hay que aplaudir la valentía de los empresarios que han presentado este proyecto», incide Almeida. Desde su punto de vista, la propuesta es totalmente innovadora pues une el turismo, con diferentes alternativas de ocio y una parte comercial que huye del modelo de los grandes centros comerciales. «El modelo de esos grandes establecimientos en el extrarradio está agotado y en esta propuesta lo que se pretende es contar con la gente de aquí, que sabe como se hacen las cosas», insistió el presidente del colectivo hostelero.

En lo que a la gastronomía se refiere, las siete empresas impulsoras del plan pretenden que ese área de las tres plantas bajo rasante sobre las que se erguirán seis torres con viviendas y hoteles, sean una especie de continuidad de la zona, que no es otra que el Bulevar de la Sidra de Gascona. «Ese es un aspecto que aún no está desarrollado y habrá que estudiar. Lo que tenemos claro desde Gascona es que este proyecto es una extraordinaria noticia. Llevamos veinte años padeciendo ese solar. Lo importante es que se va a abrir toda esa zona y habrá mucho más tránsito de personas», expresa Francisco Colunga, el presidente de la asociación de sidrerías.

De llegar a buen puerto es innegable que habrá también turistas que se hospeden en los equipamientos de la zona. Algo que desde Otea también ponderan para dinamizar «no solo Oviedo, sino todo Asturias». Porque a pesar de que este verano la ciudad marcó récords históricos en cuanto a visitantes se refiere, muchas son las voces que hablan de sobreoferta de camas en la ciudad.

«No beneficia al comercio»

La idea planteada por el consorcio empresarial al Ayuntamiento habla de un 'Gran Bulevar', una urbanización en la parcela de El Vasco que sumará una inversión de cien millones de euros. La idea de los promotores es terminar las 112 viviendas de las tres torres que fueron construidas, pero quedaron sin rematar, para luego levantar otras tres torres para usos turísticos y otros equipamientos y construir en las tres plantas bajo rasante esa apuesta por el ocio, el deporte y el comercio, pero siempre con la vista puesta en negocios de pequeño y mediano tamaño.

«No conocemos en detalle la propuesta, pero en la ciudad el modelo de galerías comerciales nunca ha funcionado. El comercio tiene que estar a pie de calle, muy visible para los ciudadanos y en zonas de paso», incide Marta Pérez, presidenta de la Asociación de Autónomos de Comercio de Oviedo (Adaco), quien recibe la noticia sin muchas esperanzas en que reflote el pequeño comercio. «Otra cosa son los hosteleros y negocios de ocio», reconoce.

Los planes del consorcio empresarial hablan de la creación de mil puestos de trabajo a la finalización del complejo, en dos años, más todos los empleos que se generen durante los trabajos de construcción en esa parcela de más de 106.000 metros cuadrados que aguarda una solución desde hace más de quince años.