El Comercio

La Foz sabe a queso artesanal

El chef José Andrés muestra uno de los quesos presentes en la feria.
El chef José Andrés muestra uno de los quesos presentes en la feria. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • Luis Javier del Valle fue nombrado Quesero Mayor de Asturias y el casín Viejo Mundo se alzó como la mejor variedad del año

Un queso casín fue el rey de la XXVIII Feria de los Quesos Artesanos Asturianos que organiza la Hermandad de La Probe en La Foz de Morcín. El jurado eligió una de las piezas de la quesería Viejo Mundo de Bueres, en el concejo de Caso, como el mejor queso asturiano de 2016. Un éxito en una de las ferias más importantes sobre este producto, desde la que se pretende, como apuntó la pregonera, Luisa Villegas, directora del International Cheese Festival, «poner en valor el trabajo de ganaderos y maestros artesanos».

Asimismo, incidió en la necesidad de «realizar un reconocimiento universal al queso como embajador de países, sabores, tradiciones, naturaleza y cultura». Una feria quesera en la que, además, se falló el galardón del XXIV Quesero Mayor de Asturias que, en esta ocasión, recayó en Luis Javier del Valle Vega, autor del blog gastronómico 'dendecagüelu'. La jornada también sirvió para consolidar el hermanamiento entre las poblaciones de La Foz y Colombres.

La tosta más grande

Los visitantes pudieron participar en una cata ciega de quesos asturianos y probar las elaboraciones de la Escuela de Hostelería del IES Valle del Nalón, que llevó el primer helado de queso de Afuega'l pitu y unas delicias de variedades artesanas.

No faltaron los actos religiosos para honrar a la Virgen de La Probe, así como deportivos, y, por supuesto, la elaboración de la tosta de quesos artesanos más grande del mundo, que volvió a batir su récord. Entre los visitantes, estaba el cocinero mierense José Andrés, junto a su familia, que recorrió y probó los nueve quesos artesanos participantes.

El chef explicó que «el queso es una gran manera de exportar un país y darlo a conocer desde estas celebraciones populares que son la savia del pueblo». Por su parte, los artesanos valoraron la importancia de este tipo de eventos. Así, el productor praviano Pascual Cabaño, de Rey Silo, apuntó que «lo más importante en estos eventos es que la gente pruebe los quesos asturianos y los pongan en valor de boca en boca».