El Comercio

Asturias suma 2.510 perceptores de salario social en el último año

Pilar Varela.
Pilar Varela. / Mario Rojas
  • La consejera de Servicios y Derechos Sociales señala que la cifra supone un incremento del 14% respecto al ejercicio anterior

La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha dicho hoy que desde agosto de 2015 se han incorporado 2.510 nuevos perceptores al salario social en Asturias, que suponen un incremento del 14%, y ha cifrado en 5.500 las revisiones de solicitudes realizadas este año, aunque quedan otras pendientes. La titular de la consejería ha realizado estas manifestaciones en respuesta a la pregunta planteada por la diputada de Podemos Rosa Espiño en la Comisión de Servicios y Derechos Sociales de la Junta General sobre qué medidas tiene previstas adoptar para reducir el tiempo de espera de los expedientes de salario social pendientes de revisión.

En su intervención, Varela ha detallado que de las revisiones llevadas a cabo sobre el año 2013, 2.044 tienen carácter preferente y 3.500 ordinario, y ha precisado que la tarea llevada a cabo "no significa que haya revisiones pendientes" aunque "prácticamente" 2013 está finalizado mientras que "faltaría 2014 y 2015". En el caso de las solicitudes preferentes, ha indicado que la consejería suele revisar 250 cada mes, y actualmente tiene 237 pendientes.

A su juicio, "todas las mejoras" tienen que ver con las funcionalidades de la herramienta informática y con la comunicación de datos entre distintos ámbitos de la Administración, en especial con el Servicio Público de Empleo Estatal y de Asturias.

Para Varela el objetivo es seguir manteniendo el mismo nivel de dar respuesta en tres meses a las incorporaciones, que actualmente cuentan con un plazo de un mes en el caso de las solicitudes de carácter preferente. Ha apostado por mantener la sección de revisión de salario social y ha revelado que la idea es realizar una redistribución interna y una transformación de puestos de trabajo para ubicar seis trabajadores en el área.

Además, que el 1 de octubre entrará en vigor una nueva instrucción que tiene que ver con el orden de las revisiones para ser capaces de clasificar mejor todas las modificaciones, como aquellas que solo son cambios de domicilios o cuentas bancarias, que tendrían un tratamiento diferente, y no deberían de estar con "estos tiempos de espera".

Varela, que ha abogado por establecer las "urgencias" que determinan algunos casos de solicitud del salario social básico, ha reivindicado el "esfuerzo" que realiza el Gobierno regional para mantener una asignación presupuestaria de 100 millones de euros destinados a lo que considera una ayuda para los perceptores, pero que no les resuelve la vida.

La parlamentaria de la formación morada ha enfatizado que hay solicitantes del salario social básico que esperan 30 meses por la revisión de ayudas de emergencia de 100 euros para personas "cuya vida está en riesgo". Así, ha afeado lo que considera una "gestión a pedales" durante muchos años que ponen a las personas en la "sala de espera" de la vida, y "no se puede esperar para vivir".