El Comercio

Diez farmacias asturianas ofrecerán la prueba rápida del VIH

Instrumentos con los que se realiza la prueba rápida del Sida.
Instrumentos con los que se realiza la prueba rápida del Sida. / Abc
  • Estará disponible a partir de este jueves en diez establecimientos de la región. Además, la prueba se podrá realizar también en las dependencias del comité ciudadano Anti-SIDA, en Gijón

La Consejería de Sanidad y el Colegio Oficial de Farmacéuticos del Principado de Asturias han puesto en marcha un proyecto que permitirá la realización de pruebas rápidas para detectar el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) a partir de este jueves en diez farmacias de la región. Además, la prueba se podrá realizar también en las dependencias del comité ciudadano Anti-SIDA, en Gijón.

El director general de Salud Pública, Antonio Molejón, y la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Belén González-Villamil, han presentado hoy este programa, que se llevará a cabo en boticas seleccionadas de forma estratégica para que cada área sanitaria cuente al menos con una farmacia. Al acto ha asistido también la presidenta del comité ciudadano Anti-SIDA, Loly Fernández.

El objetivo de este proyecto es aumentar el diagnóstico precoz en las personas infectadas por VIH en Asturias por medio de una mayor accesibilidad de la población a las pruebas, especialmente en el caso de los pacientes que tienen menos contacto con el sistema sanitario o que son reticentes a acudir a él.

También permitirá que personas que de otra manera no se hubieran realizado la prueba conozcan su situación y puedan adoptar medidas que favorezcan su salud y la de los demás.

Este programa complementa la prueba convencional de detección de VIH que se seguirá realizando de forma gratuita en hospitales y centros de atención primaria. También se mantendrán las pruebas rápidas en las unidades de infecciones de transmisión sexual (ITS) de Oviedo y Gijón.

La prueba rápida, que se realizará de forma anónima y con plena garantía de confidencialidad, se practica con una pequeña muestra de sangre obtenida por punción en un dedo, y el resultado se conoce al cabo de 20 minutos.

En caso de resultado negativo, para que éste sea fiable y pueda descartarse la infección es necesario que hayan transcurrido al menos tres meses desde la última práctica de riesgo. Si el resultado es positivo, deberá ser confirmado con un análisis más específico, por lo que se derivará al usuario al centro hospitalario de referencia.

Este proyecto está dirigido a todas aquellas personas mayores de 16 años que hayan tenido prácticas de riesgo. El usuario tendrá que abonar la cantidad de seis euros por este servicio.

En 2014, último año del que se disponen de datos completos, se detectaron en el Principado 72 nuevas infecciones por VIH (frente a las 57 de 2013), con una tasa de 6,78 por 100.000 habitantes, similar a la media española y a la de los países de Europa occidental, aunque algo superior a la de la Unión Europea.

El 76% de las nuevas infecciones corresponde a varones y el grupo de edad más afectado es el de 35 a 44 años.

La principal vía de transmisión es la sexual, que representa el 89% de los nuevos diagnósticos. El contagio más frecuente (49% de las infecciones) se produce entre hombres que practican sexo con hombres, mientras que las prácticas heterosexuales de riesgo causan el 40%.

Además, en el mismo año se notificaron doce positivos, lo que supone una tasa de 1,1 por cada 100.000 habitantes. El gasto en antirretrovirales se situó en 14.652.210 euros y fueron atendidas 2.389 personas, con un coste de 6.132 euros por paciente.

También se realizaron 32.944 pruebas en la red sanitaria y 144 test rápidos en las unidades especializadas: 86 en Oviedo y 58 en Gijón. Asimismo, se distribuyeron gratuitamente 326.168 preservativos masculinos y 4.000 femeninos.

Temas