El Comercio

Detectar el VIH en 20 minutos y por 6 euros

  • Diez farmacias de la región realizarán desde mañana pruebas rápidas en sangre

Un leve pinchazo en el dedo para tomar una muestra de sangre y 20 minutos de espera. Es todo lo que se necesita para conocer si se es portador del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Este tipo de pruebas rápidas ya se realizaban en Asturias en las unidades de infecciones de transmisión sexual de Oviedo y Gijón, pero desde mañana se podrán llevar a cabo también en diez farmacias. Una por área sanitaria, salvo Oviedo y Gijón, concejos en los que habrá dos boticas disponibles para este tipo de test, que es anónimo y confidencial. La prueba tendrá un coste de seis euros. De forma gratuita, no obstante, también se podrá realizar en la sede del Comité Ciudadano Antisida, ubicada en el número 39 de la calle Ramón y Cajal de Gijón.

Al margen de las pruebas rápidas, los centros de salud y hospitales del Principado también ofrecen la posibilidad de practicar test convencionales -cuyo resultado no se conoce en el mismo día- para la detección del VIH.

El director general de Salud Pública, Antonio Molejón, reconoció ayer que en Asturias «hay un importante retraso diagnóstico», algo que se constata en «más de la mitad de las nuevas infecciones detectadas». Eso implica «un mayor deterioro del sistema inmunológico» y aumenta el riesgo de haber transmitido la enfermedad a otras personas durante el tiempo en que se desconocía que se era portador del virus.

En 2014, último año del que se tienen datos completos, se detectaron en el Principado 72 nuevas infecciones por VIH (frente a las 57 de 2013). Supone una tasa de 6,78 por 100.000 habitantes, similar a la media española aunque algo superior a la de la Unión Europea.