El Comercio

Las temperaturas más bajas del país

Paseantes con paraguas, ayer, en la avilesina calle Rivero.
Paseantes con paraguas, ayer, en la avilesina calle Rivero. / MARIETA
  • Genestoso registró 4 grados y Pajares 5,9 en una jornada con más de 20 litros por metro cuadrado caídos en Ibias y Degaña

Del calor al frío y la lluvia en 24 horas. Las temperaturas bajaron ayer en Asturias casi 15 grados. Y las mínimas fueron las más bajas de todo el país. De la máxima registrada el lunes en Panizales (Amieva), que llegó a los 35,6 grados, ayer no se pasó de los 20,8 en Llanes, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Es más, solo la localidad llanisca superó los 20 grados, pues el resto de temperaturas máximas registradas fueron las de Oneta (Villayón), con 19,9 grados, y Cabo Busto y el aeropuerto de Asturias, con 19,8. La caída también fue notable en las mínimas. El lunes hubo 11,5 grados en Pola de Somiedo y 13 en Aller y el puerto de Pajares. Ayer, la mínima más baja de todo el país se registró en Genestoso (Cangas del Narcea), con 4 grados, mientras que en Pajares se llegó a 5,9 grados, aunque también son de destacar los 7,2 grados a los que bajó el mercurio en Degaña o los 10,6 de San Antolín de Ibias.

Otro asunto destacable en la desapacible jornada de ayer fue el de las precipitaciones, después de semanas sin que cayera una gota en el Principado. Todas las estaciones que la Aemet tiene en la región registraron abundantes precipitaciones, si bien las más copiosas se contabilizaron en San Antolín de Ibias, con 22,4 litros por metro cuadrado, y Degaña, con 20,8. Otras cantidades destacables de lluvia caída fueron los 18,2 litros por metro cuadrado del puerto de Pajares, los 17,8 de Oviedo y los 17,4 del cabo Peñas.

La entrada en Asturias durante la mañana de ayer de un frente frío asociado a una borrasca ubicada sobre las islas británicas trajo consigo un incremento del viento. Las rachas más fuertes se dieron en el cabo Peñas, donde se alcanzaron los 70 kilómetros por hora, 59 en el aeropuerto, 53 en San Antolín de Ibias y Cabrales, y 48 en Llanes.

Así, hasta el sábado

La situación meteorológica seguirá siendo desapacible, al menos, hasta el sábado. Así lo prevé la Aemet, que para hoy y mañana mantiene activada la alerta amarilla en todo el litoral asturiano por fenómenos costeros. Hoy se espera predominio de cielos cubiertos, con lluvias y chubascos que serán persistentes en el litoral y pueden ir acompañados de tormenta. Las temperaturas seguirán en descenso.

El viento soplará de componente Oeste, pudiendo ser fuerte con rachas muy fuertes en el litoral. En la mar, al Oeste de cabo Peñas habrá vientos de fuerza 4 arreciando a fuerza 5 y al final a fuerza 6. Al Este de cabo Peñas, vientos fuerza 5 ó 6 arreciando durante la noche a fuerza 6 ó 7. En ambas zonas se espera mar de fondo del Noroeste de 2 metros aumentando al final a 3 metros. Las condiciones de la mar ya fueron muy difíciles ayer, especialmente en la zona oriental asturiana, lo que motivó que la flota de esos puertos tuviera que permanecer amarrada, a la espera de una mejoría del tiempo.