El Comercio

El castillo de Gauzón, clave del pasado de Asturias

  • El enclave es objeto de excavaciones arqueológicas desde el año 2007 que tratan de desvelar detalles de la historia del reino de Asturias

El mar bañaba hace siglos esta fortaleza, situada en el peñón de Raíces, en el concejo de Castrillón. El paisaje ha cambiado mucho en la actualidad, aunque la esencia del castillo de Gauzón sigue hoy muy latente. Fue residencia de monarcas desde el siglo VI hasta el XIV, aunque sin duda la época de mayor esplendor se vivió en el reinado del rey Alfonso III y doña Jimena (866-910), cuando en el año 908 mandaron construir una de las piezas con las que más se identifican los asturianos: la Cruz de la Victoria. Fueron ellos quienes quisieron demostrar así su esplendor y su poder, con la elobaración de esta joya tan preciada. El castillo de Gauzón se construyó con una función defensiva, ya que su ubicación le permitía tener un control absoluto por mar, pero también de la tierra, pero también con una función propagandística como dejaron claro con la construcción de la Cruz de la Victoria.

En pleno corazón de la fortaleza, los monarcas edificaron arquitecturas que reproducían la organización de sus palacios en las sedes regias. Estas obras pueden asociarse al reinado de Alfonso III y Jimena. Por una parte, un espacio privado dotado de una sala central con un hogar o chimenea en el ángulo y comunicado con éste, una dependencia que puede interpretarse como baño, con canales de desagüe. Ambos espacios contaban con pavimentos de hormigón y paredes pintadas y constituyen un testimonio único en la arquitectura prerrománica. Este pequeño palacio, similar a los de aquella época en el que llegaron a vivir hasta 25 personas, se complementa con una iglesia dedicada a San Salvador y consagrada por tres obispos a finales del siglo IX. Del espacio religioso se están recuperando diversos muros, además de restos de la necrópolis asociada.

El castillo de Gauzón, clave del pasado de Asturias

El cambio del paisaje en el entorno del castillo es una de la cosas que más llama la atención a las personas que visitan la fortaleza, abierta al público desde el año 2012. «No entienden como puede estar en esta montaña un castillo y que fuera construido para la defensa marítima, cuando hoy el mar está muy lejos de esta zona», explica Mónica González, aqueóloga y encargada de las visitas al castillo de Gauzón.

Desde el año 2007 se está llevando a cabo un Proyecto de Excavaciones Arqueológicas, para dar a conocer la historia del reino de Asturias.